29 de octubre de 2013 / 08:56 p.m.

Los inmigrantes que viven en Illinois y que ingresaron sin autorización a Estados Unidos podrían empezar a solicitar una licencia de conducir estatal en diciembre, amparados en una nueva ley del estado que sus partidarios dicen ahorrará dinero a los automovilistas y aumentará la seguridad en los caminos.

El secretario de Estado de Illinois, Jesse White, dijo el martes que un programa piloto comenzará en cuatro instalaciones estatales para conductores y que se planea habilitar otras 21 en enero. Su oficina anticipa que unas 250.000 personas podrían solicitarlas en los primeros dos años.

Los partidarios de la ley dicen que muchas de esas personas ya están conduciendo y que, al ofrecerles la llamada licencia "de visitante temporal", el estado puede asegurarse de que más automovilistas hayan aprobado los exámenes escrito, práctico y de visión. También se requerirá que obtengan seguro de automóvil.

"Le dije a mucha de la gente que se oponía a este proyecto de ley: 'Si algún automovilista ilegal, indocumentado, te embiste, ¿no te parece mejor que tuviera seguro? ¿No sería algo que preferirías?"', dijo el presidente del Senado, John Cullerton, principal promotor del proyecto.

El gobernador Pat Quinn firmó este año un proyecto que autorizaba las licencias, después que la legislatura lo aprobó con apoyo bipartidista. Quinn, White y Cullerton son demócratas de Chicago.

Las licencias son válidas por tres años y sólo pueden usarse para conducir. No sirven como identificación a la hora de abordar una aeronave, votar o comprar un arma de fuego. En contraste con las licencias de conducir estándar, que tienen una franja roja arriba y pueden renovarse cada cuatro años, las temporales llevan una franja violeta. Los que las tengan deben solicitar una nueva cada tres años.

Los críticos opinan que existe el potencial de usurpación de identidad. También sostienen que el estado debería reprimir a los inmigrantes que violan la ley al entrar sin permiso en el país y no favorecerlos ni hacer de Illinois un lugar más atractivo para que vivan.

White también notó que poner en práctica el programa ha costado a su oficina un millón de dólares, fondos que según dijo requirieron "algunos sacrificios" en otras áreas. Pero se anticipa que a 30 dólares por licencia se cubrirá el costo de administrarlo.

AP