27 de mayo de 2013 / 12:00 a.m.

Jordania • El presidente de Israel exhortó el domingo a las autoridades israelíes y palestinas a que superen sus diferencias y reanuden las negociaciones de paz, al tiempo que afirmó que ambas partes no deben permitirse "perder esta oportunidad".

El presidente Shimon Peres hizo su llamado con vistas a la conferencia de gobernantes del Oriente Medio que tendrá lugar al margen de la reunión del Foro Económico Mundial, en playas del Mar Muerto en Jordania.

La conferencia del domingo incluyó un poco común encuentro personal entre líderes israelíes y palestinos, con la participación del secretario norteamericano de Estado, John Kerry, quien ha dedicado parte de los últimos dos meses a reanudar las estancadas conversaciones de paz.

"No debemos perder la oportunidad, porque la reemplazará una gran desilusión", manifestó Peres a la prensa en Jordania. "En mi experiencia, creo que es posible superar el estancamiento. No se necesita demasiado tiempo".

Por su parte, el presidente palestino Mahmud Abás concordó.

"Basta ya. Muchos jóvenes han comenzado a perder confianza en la solución de dos Estados", dijo Abás ante el aplauso de los asistentes, más de mil líderes de empresas y gobiernos de 23 países.

Abás culpó de la situación a la falta de confianza en las acciones israelíes, fundamentalmente la construcción de asentamientos en Cisjordania y la detención de cientos de palestinos.

El presidente palestino reiteró su rechazo a las soluciones parciales. "No aceptaremos soluciones interinas, ni un Estado con fronteras temporales o una paz basada en beneficios económicos sin progreso en el terreno político".

En un momento de la ceremonia de clausura, Kerry bromeó con Abás y Peres, quienes intercambiaron abrazos, besos, apretones de manos y discursos emotivos, diciéndoles desde el podio que "tenía listo un acuerdo que podían firmar ya".

Abás le echó una mirada a Peres, señalando hacia el podio, y ambos rieron.

Las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes quedaron interrumpidas hace casi cinco años, en gran parte debido a desacuerdos sobre la construcción de asentamientos en los territorios reclamados por los palestinos, quienes alegaron que no tenía sentido negociar mientras Israel siga construyendo asentamientos en Cisjordania y el este de Jerusalén.

Los palestinos desean que ambos territorios, capturados por Israel en 1967, sean parte de su Estado.

Peres, quien ganó el Premio Nobel de la Paz en 1994 por ayudar a forjar un acuerdo interino con los palestinos, se presentó con entusiasmo y decidido a ayudar a lograr la paz con los palestinos.

"Ha llegado la hora de la paz", dijo. "Creo que es una oportunidad importante para (participar), para reanudar las negociaciones y llegar a un acuerdo con los palestinos".

Peres agregó que un acuerdo de paz debe "basarse en una solución de dos Estados: un Estado israelí y un Estado palestino que convivan como vecinos, con cooperación económica y con un mensaje a la nueva generación".

Por su parte, aunque el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha apoyado la idea de una solución de dos Estados, los palestinos lo acusan de dañar esa meta mediante sus acciones, en particular la construcción de asentamientos y su negativa de apoyar las fronteras israelíes a las anteriores a la guerra de 1967 como base para una división a futuro.

Netanyahu ha pedido la reanudación de las conversaciones de paz sin condiciones, alegando que todos esos temas deben discutirse.

AP