MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de noviembre de 2016 / 11:27 a.m.

ESPECIAL.- Una vez más, Mariana Ochoa y Érika Zaba, integrantes de OV7, fueron víctimas de robo.

El incidente lo protagonizaron empleados de su tienda de disfraces De Película, quienes habían estado tomando mercancía para posteriormente venderla por su cuenta.

“Sí, fue muy grave. Durante un año nos robaron estas cuatro personas arriba de un millón y medio de pesos”, contó Ochoa a un diario nacional.

“Había cuatro empleados vendiendo por fuera y robándonos dinero; es más, a uno de ellos, a pesar de estar coludido, al que era el gerente, imagínate que a pesar de habernos robado lo liquidamos con sus tres meses de ley; él empezó con nosotros y nos apiadamos porque tiene dos niñas”, agregó.

Aunque Ochoa y Zaba contaban con pruebas, decidieron no tomar medidas legales, pues sabían que ellos no contaban con el dinero para pagarles y querían evitar más problemas.

“No queremos pleitos, y la verdad es que tampoco tienen dinero, ¿de dónde nos iban a pagar?, porque un disfraz que costaba mil quinientos pesos lo vendían en 500; entonces tampoco es que tengan esa cantidad”, explicó Mariana.