11 de julio de 2013 / 03:43 p.m.

Pekín• El agua que corre por las faldas de los Himalayas en el oeste de China ha convertido puentes, casas y laderas en torrentes marrones y ha causado la muerte de al menos 25 personas el jueves, mientras que decenas más se reportan como desaparecidas.

Las inundaciones en la provincia occidental de Sichuan son las peores en 50 años en algunas áreas, y más de 100 mil personas han tenido que evacuar.

A nivel nacional, por lo menos 44 personas han muerto, unas 66 están desaparecidas y cerca de 1.6 millones han sido afectadas en algún grado desde el domingo, de acuerdo con el Ministerio de Asuntos Civiles y la agencia de noticias oficial Xinhua.

Muchos de los decesos en Sichuan fueron por un masivo alud que se abalanzó sobre un sitio de descanso panorámico a las afueras de la ciudad de Dujiangyan.

Toda una ladera cayó sobre casas de descanso, dijo un sobreviviente a la agencia oficial de noticias Xinhua.

"El ruido era como un trueno y se prolongó durante dos o tres minutos. Pensé que yo también quedaría sepultado", dijo Gao Quanshi, de 47 años.

Imágenes del lugar mostraban un valle lleno de lodo y rocas, donde solo sobresalían troncos de árboles.

Un total de 352 turistas fueron rescatados de la zona, dijo Xinhua. En general, en Sichuan, hay al menos 19 muertos y más de 50 desaparecidos, informaron medios estatales.

Los deslaves e inundaciones son comunes en las áreas montañosas de China, donde mueren cientos de personas cada año, pero en algunas áreas las actuales anegaciones son ya las peores en medio siglo. Algunos reportes indican que los 94 centímetros (37 pulgadas) de lluvia que cayeron en Dujiangyan en 40 horas desde el lunes fueron las precipitaciones más intensas desde que comenzó a llevarse registro en 1954.

También en el occidente, más de 2 mil personas fueron rescatadas después de quedar atrapadas varias horas en el túnel de una autopista entre Dujiangyan y Wenchuan, el epicentro de un sismo en Sichuan hace cinco años que dejó 90 mil personas muertas o desaparecidas.

Los puentes fueron cerrados y el servicio de trenes se suspendió en algunas partes de la provincia.

En el condado vecino de Beichuan, las inundaciones derruyeron inmuebles y destruyeron objetos expuestos en un monumento a las víctimas del sismo de 2008.

Las inundaciones también provocaron el colapso de un puente de casi 50 años en un condado vecino, arrojando seis vehículos a las furiosas aguas y dejando 12 desaparecidos.

En tanto, en la provincia norteña de Shanxi al menos 12 trabajadores murieron el martes cuando una violenta tormenta provocó el derrumbe del taller en construcción de una mina de carbón.

Otras tres personas se ahogaron en un vehículo en la provincia de Hebei fuera de la capital, mientras que otras 11 fueron reportadas muertas o desaparecidas en la provincia de Yunnan, Beijing, Mongolia Interior y la provincia de Gansu.

AP