AP
30 de septiembre de 2016 / 11:06 a.m.

WASHINGTON.- Donald Trump animó el viernes a la gente a ver el video sexual de la Miss Universo 1996 Alicia Machado, en un aluvión madruguero de tuits que lo distanció aún más del objetivo de sus asesores de hacerlo más aceptable para las votantes.

Al día siguiente de denunciar los amoríos del ex presidente Bill Clinton, Trump acusó al equipo de Hillary Clinton de ayudar a la venezolana Machado a obtener la ciudadanía estadounidense, aunque no ofreció prueba alguna de esto.

Alegó que Clinton la está explotando para atacar a Trump, quien insultó a la ex reina de belleza por aumentar de peso en la época en que él era el propietario del certamen. Clinton mencionó los comentarios de Trump durante el debate que tuvieron el lunes a la noche.

El viernes, Trump dijo que Machado tenía un pasado terrible y que Clinton fue engañada para que la presentara "como un ángel''.

"¿No será que la tramposa Hillary ayudó a la repugnante (investiguen su pasado y su video sexual) Alicia M a obtener la ciudadanía estadounidense para poder usarla en el debate?", dice el tuit de Trump de las 5:30 horas.

El insulto de Trump es al parecer una alusión al reality show español de 2005 "La granja", en donde Machado participó, y en el cual se transmitieron imágenes de ella en una cama con otro participante del programa. Las imágenes, colocadas en Internet por un diario esta semana, son borrosas y no muestran desnudez pero sí aparente actividad sexual.

El video fue ampliamente cubierto en aquel entonces por los medios latinoamericanos y Machado luego admitió que tuvo sexo y que no se arrepentía de lo que hizo.

El show se transmitió casi una década después de que Trump invitó a reporteros a observar cómo Machado hacía ejercicios después de que ella, según Trump, "aumentó masivamente de peso".

La más reciente lluvia de tuits es un recordatorio de cómo Trump parece incapaz de contenerse y sigue arrastrando a su campaña a territorio desfavorable, aun cuando faltan menos de 40 días para las elecciones. Los asesores de Trump le han implorado enfocarse en atacar a Clinton sobre su fundación, su sistema de correo electrónico o sobre su largo pasado como figura establecida en el estamento político, pero esas críticas se diluyen cada vez que Trump desata otra controversia.

Insultar a Machado por sus intimidades pasadas es particularmente riesgoso en momentos en que gran parte del electorado femenino está repudiando al candidato republicano por sus ataques personales. Además podría atraer más atención a la historia de las relaciones personales que ha tenido Trump, quien va por su tercer matrimonio.

La campaña de Clinton no emitió de inmediato una reacción oficial, pero el portavoz Brian Fallon escribió en Twitter: "¿Qué tipo de ser humano es este?"