MULTIMEDIOS DIGITAL
19 de mayo de 2016 / 12:21 p.m.

México.- Una vez más Kim Kardashian está en boca de todos, pero ahora no es por sus sensuales y polémicas fotos, sino porque ha sido acusada de ser una espía.

Un vocero de la Unidad de Delitos en el Ciberespacio, del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní, aseguró que la socialité trabaja de incógnito como agente secreto para Instagram, con el fin de influenciar a las mujeres que practican el Islam.

Mostafa Alizadeh, nombre del vocero, explica que las explícitas fotografías que sube Kim a su cuenta retratan un estilo de vida contrario al Islam, lo que podría incitar a mujeres y jóvenes a revelarse.

“Kim Kardashian es una modelo popular, así que el CEO de Instagram le dice ‘haz esto’. No hay duda que también está envuelto soporte financiero. No estamos tomando esto seriamente”, dijo Alizadeh a un noticiero iraní.

El caso está siendo abordado como parte de la ‘Operación Araña 2’, que investiga el uso ilícito de cuentas de Facebook e Instagram que son señaladas por “promover la cultura de la promiscuidad, debilitar y rechazar la institución de la familia, ridiculizar los valores religiosos y creencias, promover las relaciones fuera de las reglas morales y publicar imágenes privadas de mujeres jóvenes”.

Instagram no ha dado respuesta al respecto.