14 de marzo de 2013 / 07:13 p.m.

 El Ejército de Tierra de Irán probó con éxito un nuevo cohete y un misil de corto alcance en unos ejercicios que tuvieron lugar hoy en el desierto del centro del país, cerca de la ciudad de Kashan, informó la televisión oficial en inglés, PressTV.

Los proyectiles probados, ambos de desarrollo y producción nacional, son el misil Nazeat-10 y el cohete Fajr-5, y alcanzaron sus blancos en unas maniobras destinadas a mantener la preparación y mejorar la capacidad defensiva de las unidades de lanzamiento de cohetes y misiles.

El Fajr-5 es un cohete de artillería de 333 mm tierra-tierra que tiene un alcance máximo de 75 kilómetros, mientras el Nazeat-10 es un misil balístico que tiene un alcance de unos 100 kilómetros, según la emisora, que cita una fuente del mando del Ejército de Tierra.

En principio, el general Amir Kiumarz Heidari, vicecomandante de las fuerzas de Tierra, anunció que en estos ejercicios se probarían tres tipos de proyectiles que habían pasado los exámenes estáticos y de laboratorio, antes de incluirlos en el equipamiento del Ejército.

El pasado lunes, las fuerzas de tierra iraníes finalizaron unas maniobras de tres días en la provincia de Juzestán, situada en el oeste del país, en la frontera con Irak y el extremo norte del golfo Pérsico, denominadas Jatam ol Anbia (El último profeta) y llevadas a cabo sobre un territorio de 70 mil kilómetros cuadrados.

Cada año, las Fuerzas Armadas regulares de Irán, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución y también las milicias de Voluntarios Islámicos (Basij) llevan a cabo numerosas maniobras para probar su preparación, armamento y equipos, la gran mayoría de producción nacional dado el embargo de armas impuesto al país por la ONU.

Con frecuencia, las autoridades castrenses iraníes anuncian que la industria militar local ha desarrollado nuevas armas, equipos de alta tecnología, aeronaves, barcos o vehículos terrestres.

EFE