AGENCIA MÉXICO
5 de diciembre de 2017 / 11:20 a.m.

ESPECIAL.- A pesar de que Gabriel Soto niega cualquier vínculo sentimental con Irina Baeva, ha trascendido que la actriz de origen ruso fue la que le puso un ultimátum al actor mexicano y le exigió que se separa de Geraldine para poder continuar su relación sentimental.

“No quiere ser la amante y él terminó confesándole todo a su mujer”, contó una amiga de la ahora ex pareja a TVNotas.

“Empezaron los rumores cuando ella viajó a Rusia, se tomó una foto y puso: ‘encontré a mi krolik (conejito)’, así llama de cariño a Gabriel. Surgieron los reclamos de su esposa y él le dijo que estaba harto, que tenía un romance con ella y que tenía derecho a ser feliz”, agregó.

La misma fuente reveló que Soto no se encuentra en su mejor momento.

“Se ve triste, pero se refugia en su trabajo, en su nuevo amor y pues apostó todo. Ahora tendrá que seguir. Lo malo es que si tampoco con Irina funciona, quizá se quede como el perro de las dos tortas”, expresó.

Además de estas declaraciones, cabe recalcar que horas después de que Gabriel declarara en una entrevista que no tenía nada que ver con Irina, Geraldine reaccionó vía Twitter.

“Definitivamente nunca se termina de conocer a las personas, ¡cuánta falsedad!”.



jeem