6 de junio de 2013 / 06:21 p.m.

El Ejecutivo turco ofreció hoy su primer balance detallado de la ola de manifestaciones antigubernamentales que sacude al país desde hace días: 746 protestas en 78 de las 81 provincias, 117 detenidos y mil 431 heridos, una cifra muy por debajo del número de lesionados que dan las asociaciones médicas.

El ministro del Interior, Muammer Guler, señaló que entre los heridos hay 915 civiles, de los que 79 siguen hospitalizados, y 516 miembros de las fuerzas de seguridad.

Guler precisó que hay ocho manifestantes ingresados en cuidados intensivos y que cuatro de ellos están en estado crítico.

Hasta el momento, las protestas han dejado tres manifestantes fallecidos, uno de ellos en estado de muerte cerebral, y un agente que perdió la vida al caer en una zanja mientras perseguía a participantes en las protestas.

El Colegio de Médicos de Turquía declaró ayer que más de 4 mil manifestantes han resultados heridos en las protestas y que hay casos de pérdidas de ojos y de traumatismos craneales.

El ministro reconoció que se está investigando si los agentes han hecho un uso excesivo de la fuerza, pero insistió en la versión oficial de que hay organizaciones ilegales tras las protestas.

El propio primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, llegó a afirmar hoy que hay terroristas entre los manifestantes.

Entre los detenidos, el titular del Interior citó a 34 jóvenes acusados de utilizar la red social Twitter para animar las protestas.

"Quiero destacar que las redes sociales están siendo usadas como un medio de provocación", advirtió el ministro.

La lista de daños durante las protestas incluye 280 centros de trabajo, 103 vehículos policiales, 250 vehículos particulares, una comisaría y doce sedes de partidos, una del opositor CHP y once del gobernante Partido de la Justicia y Desarrollo.

Todos los detenidos excepto dos han sido puestos ya en libertad.

Además, confirmó que siete extranjeros han sido arrestados, pero que uno, del que no precisó la nacionalidad, fue puesto en libertad de inmediato. Entre los demás hay dos franceses, dos iraníes, un estadunidense y un griego.

"Se ha decidido deportar a cuatro y los otros dos están aún detenidos", dijo Guler.

EFE