9 de mayo de 2013 / 02:04 p.m.

El viernes y el domingo pasados, la aviación israelí lanzó dos ataques contra tres sitios militares de Damasco con misiles disparados por aviones llegados de Israel a través de Líbano, con saldo de al menos 42 soldados sirios muertos, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres. Con este tema iniciamos la conversación.

¿Cómo reaccionará el gobierno sirio en caso de otra agresión israelí?

Los atacaremos de inmediato. Sin esperar negociaciones internacionales, ni instrucciones. Nuestros soldados están listos para responder y se les comunicó que podrán contraatacar sin consultar a sus superiores. Ya no vamos a soportar más agresiones israelíes y vale destacar que no nos importan las consecuencias. Será una respuesta directa e inmediata.

¿Qué conclusiones les deja este ataque?

Nos quedan muy claros los vínculos entre las partes implicadas. Siempre dijimos que lo que pasa aquí sirve directamente a los intereses de Estados Unidos e Israel. Y aunque nos acusaron de inventar esa teoría, pocas horas después del ataque a Damasco se demostró que todo eso era verdad. El Canal 2 de la televisión israelí estableció comunicación telefónica con uno de los líderes del Ejército Libre en Homs.

¿Cómo? ¿Usted confirma esa información?

Claro, hasta la pueden buscar en YouTube. Es un ciudadano sirio, líder del Ejército Libre y en la conversación por satélite anunció que estaba contento por el ataque y que lo apoyaba. Dijo que Israel dio un golpe inteligente y que eso los fortalecería para combatir. Entonces, ahora yo le pregunto. ¿Podría existir alguien que apoyase una agresión contra su propio país? Se sinceró al asegurar que la insurgencia está colapsada pero, y lo dejo a cuenta de nuestra población, ¿esta agresión israelí realmente puede motivarlos? Si nuestro pueblo no sabía que los rebeldes estaban favoreciendo a Israel, ahora es indiscutible.

¿Cuál es la raíz del conflicto?

El problema es que fue creado e impuesto desde el exterior por nuestras posturas respecto de la ocupación israelí y de los intereses occidentales. Tenemos informaciones de que existen vínculos orgánicos entre los grupos armados e Israel, existe una coordinación programada. Esa agresión demuestra que Israel es un factor de desestabilización en la región y suele aprovechar cualquier oportunidad para destruirla.

Pero, siendo sinceros, ¿no existe una razón válida del reclamo social?

Todos cometemos errores. ¿Acaso Estados Unidos no? Hay muchas violaciones a los derechos humanos en Guantánamo que hasta pudiesen ser remitidas a la Corte Penal Internacional y nadie pide la renuncia de Obama.

El problema de nuestra oposición es que está apoyada por occidentales y su única opción es que el presidente Bashar al Asad renuncie. Entonces mañana, si le dicen a la presidenta de Argentina que debe dimitir, ¿ella lo hará?

Lo dudo…

Con esta postura cualquiera pudiese hacer un reclamo similar y dicho comportamiento viola el derecho internacional. Ellos (la oposición) atacan la figura presidencial porque representa los valores de este pueblo. Asad fue electo de forma democrática y no dejará el poder hasta que la población manifieste que no lo quiere y pida que se vaya. En otros países, que dicen que son democráticos, cuando las encuestas de popularidad bajan no le piden a su mandatario que deje el puesto. Entonces, ¿por qué quieren imponer ese destino al presidente sirio? ¿Y quiénes son los que están dirigiendo esto? Todo esto es un insulto y una humillación para nuestro pueblo. Además que desde ahora se asienta el precedente que si no te gusta tu líder, puedes manifestarte dos o tres veces y quitarlo.

¿Qué opina sobre la entrega de armas a la insurgencia?

Es un grave problema, porque eso no lo veo en otros países. ¿Por qué no arman a la oposición en Inglaterra o Estados Unidos? Occidente está legitimando el uso de la violencia y el apoyo al terrorismo. Entregan fusiles y dinero como si fuesen políticas públicas.

¿Qué ocurrió con las armas químicas?

Cuando se supo que en Siria se utilizaron armas químicas, nosotros como gobierno nos comunicamos inmediatamente con la ONU y pedimos la formación de una comisión que pudiese venir al país de manera inmediata para investigar. Pero ahora, en los medios se dice que la rechazamos y eso es mentira porque los rebeldes tomaron esa postura. El gobierno estuvo de acuerdo en darles todas las facilidades que nos pedían y aceptamos a dos equipos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y nos quedamos a la espera… La ONU no hace nada y es la que impide que esa comisión venga a Siria a investigar las verdaderas razones que motivan a Francia y a Gran Bretaña para no investigar lo de Alepo y desviar la atención.

— SANTIAGO FOURCADE/ENVIADO ESPECIAL