AGENCIA MÉXICO
4 de octubre de 2017 / 10:51 a.m.

ESPECIAL.- Los problemas entre la familia de Juan Gabriel continúan a más de un año de la muerte del artista, y al parecer Pablo Aguilera, hermano del cantante, tendrá que desalojar en las próximas semanas el rancho en donde vive, mismo que ahora pertenece a Iván, heredero universal del “Divo de Juárez”.

“Yo todavía no tengo nada de propiedades allá en Parácuaro, entonces no tengo nada que decir tampoco por lo demás, porque yo no lo buscó”, dijo Pablo Aguilera en una entrevista trasmitida por el programa Hoy.

Antonio Aguilera, sobrino del intérprete de “Querida”, afirmó que el propio Juan Gabriel no pudo cumplir en vida su deseo de recuperar esta propiedad.

“Mi tío también quería de algún modo desocupar el rancho, que Pablo lo desocupara y también por eso lo sabe Iván, y está con la idea de que él quiere hacer lo que su papá quería hacer, y pues una de las cosas era eso, que mi tío Pablo desalojara el rancho”, mencionó.

De acuerdo a la emisión televisiva, esta propiedad es un lugar representativo de Parácuaro, misma que cuenta con varias hectáreas de tierra que sirven para el cultivo, todo administrado hasta este momento por Don Pablo.

Asimismo, Antonio Aguilera confesó que el cantante le pidió a Pablo Aguilera que le devolviera el terreno, pero su repentina muerte no le dio tiempo de cumplir esta voluntad.

“Él sabe que existen estas propiedades a su nombre porque desde entonces ya le había dicho su papá, no entran ni en el juicio porque él se las puso a su nombre en vida a Iván y así aparecen en los papeles, a nombre de Iván”, expresó.

Tras estas declaraciones, se contempla que en las próximas semanas un representante de Iván Aguilera acuda a reconocer las propiedades que su padre tenía en Parácuaro, Michoacan, incluyendo el rancho de Juanguacaparo, el cual Pablo deberá ceder.


jeem