1 de agosto de 2013 / 12:10 a.m.

São Paulo  • El Foro de Sao Paulo, que reúne a un centenar de partidos de la izquierda latinoamericana, fue instalado hoy en esa ciudad brasileña, donde hasta el domingo debatirá los rumbos de la región y alternativas "a los modelos neoliberales".

Las primeras dos jornadas serán aprovechadas para contactos entre los miembros de las delegaciones y la inauguración formal de las actividades será el próximo viernes, con un acto en el que participará el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

El ex mandatario fue uno de los principales impulsores de este foro, que nació en 1990 y desde entonces ha servido para articular a los partidos de izquierdas de la región, de los cuales varios han llegado al poder en los últimos 15 años.

"Entre los temas a debatir en el evento figuran los desafíos de la integración latinoamericana, los proyectos de desarrollo regional y el papel geopolítico del grupo del BRICS", que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, explicó el brasileño Valter Pomar, secretario ejecutivo del Foro de Sao Paulo.

Sobre el BRICS, la senadora mexicana Dolores Padierna, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo hoy que ese grupo "representa un nuevo paradigma en la política mundial y dibuja una nueva geografía del poder" que es más "cercana" a los intereses de América Latina.

Además de Lula, los organizadores han confirmado que el próximo domingo, en la jornada de clausura, intervendrá el presidente de Bolivia, Evo Morales, invitado especialmente debido a que la próxima edición se celebrará en 2014 en la ciudad boliviana de Cochabamba.

Aunque aún no ha sido confirmado, se baraja además la posibilidad de que el sábado asista el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien participaría en un acto en memoria de su antecesor y líder bolivariano, Hugo Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo.

Pomar destacó que las primeras elecciones ganadas por Chávez, en diciembre de 1998, dieron inicio a "un ciclo progresista" en América Latina, que se reforzó en 2002 cuando Lula llegó al poder en Brasil y tuvo continuidad luego en otros países de la región.

Gracias a ese "ciclo progresista", Pomar consideró que fue posible "frenar" el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), una iniciativa comercial promovida por Estados Unidos que finalmente naufragó en la IV Cumbre de las Américas celebrada en Argentina en 2005.

En el apartado de la integración latinoamericana, uno de los asuntos en debate será el regreso de Paraguay al Mercosur bajo la presidencia rotativa de Venezuela, que es esperado para después de que asuma la presidencia el conservador Horacio Cartes, el próximo 15 de agosto.

A ese asunto se refirió hoy Rodrigo Cabezas, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), quien aseguró que el gobierno de Maduro "trabajará duro para que Paraguay se reincorpore". Según Cabezas, el regreso de Paraguay al bloque "es un compromiso y una decisión política del gobierno venezolano" y no depende de la ideología que tenga Cartes.

"La integración regional no es de izquierda, ni de derecha ni de centro. Es un hecho latinoamericano", afirmó Cabezas.

 — EFE