reuters
8 de septiembre de 2016 / 11:10 a.m.

VENECIA.- El director de cine Pablo Larraín asegura que su representación de Jacqueline Kennedy tras el asesinato de su marido, el ex presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, no es biográfica, sino una oportunidad para apreciar una historia dolorosa e intrigante desde el punto de vista de la ex Primera Dama.

Larraín formuló esos comentarios en el Festival de Cine de Venecia, donde Jackie, interpretada por Natalie Portman, era exhibida y compite con otras 19 películas por el codiciado León de Oro que será entregado el sábado.

"Creo que Jackie era alguien realmente misteriosa, probablemente una de las más desconocidas entre las personas conocidas", comentó el director chileno en una rueda de prensa.

El filme es el primero de Larraín realizado en inglés y también su primera película centrada en un personaje femenino.

"No soy estadounidense y no necesariamente vinculado a su historia. Pero sentí que esta era una historia muy hermosa e intrigante", sostuvo.

La película muestra a Jackie durante la primera semana tras el asesinato de Kennedy, mientras lucha por lidiar con la tragedia y con su propio dolor.

Al mismo tiempo, busca consolar a sus dos pequeños hijos y preparar el funeral de su marido de forma que su muerte sea significativa, pero que también permita que sea recordada como algo más que un ícono de la moda.

Portman, quien ganó un Óscar por su papel en el filme sobre una bailarina de ballet Cisne Negro, dijo que interpretar a alguien cuyo aspecto, forma de hablar y gestos eran conocidos por todos hizo que fuera el papel "más peligroso" de su carrera.

Buena parte del trabajo de Portman fue interpretar a un personaje siempre en control de su identidad, que se ponía diferentes máscaras en público, junto a sus más cercanos o cuando estaba realmente sola.

"Es un símbolo para tantas personas: es madre, esposa, una esposa traicionada, es una persona que sólo trata de encontrar su camino en el mundo", comentó Portman. "Hay muchas cosas con las que está lidiando", añadió.

Larraín dijo que la película no intenta responder a todas las preguntas, sino que pretende dejar algo sobre lo que el público pueda reflexionar.

Jackie