MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de octubre de 2017 / 04:32 p.m.

ESPECIAL.- Trece años después de protagonizar al lado de Janet Jackson uno de los shows más polémicos en el medio tiempo del Super Bowl, Justin Timberlake volverá a encargarse del espectáculo el 4 de febrero.

Aunque los fans del cantante celebraron la noticia, ésta no fue del agrado de todo el mundo. En Twitter usuarios criticaron a la NFL con el hashtag #JusticeForJanet pues, aseguraron, se ha mantenido un veto contra la cantante desde el show de 2004.

En dicho evento Janet acaparó todas las cámaras cuando su seno derecho quedó al descubierto, luego de que Justin abriera parte del corset que vestía.


La NFL se defendió de las acusaciones y negó que mantenga un veto contra la cantante.

"No hay veto. No vamos a fomentar ninguna especulación con respecto a los posibles invitados de Timberlake. Puede que no haya invitados", dijo un portavoz de la liga de futbol en un comunicado.


mmn