20 de febrero de 2013 / 01:29 a.m.

La secretaria de Seguridad Nacional de EU, supervisó hoy la actividad en los puertos de entrada al país en Arizona e hizo un recorrido aéreo por la zona.

 

Nogales, EU.- La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, regresó hoy a la frontera con México para supervisar la actividad en los puertos de entrada al país en Arizona y hacer un recorrido aéreo por la zona.

Napolitano, que estuvo acompañada del subcomisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), David Aguilar; el senador federal Tom Carper y el congresista demócrata de Arizona Ron Barber, prosiguió así su visita a la frontera con México después de acudir a El Paso (Texas) y San Diego (California) en las últimas semanas.

La secretaria de Seguridad Nacional acudió al puerto de entrada de La Mariposa, en la ciudad fronteriza Nogales, donde se reunió con agentes que trabajan en protección de la frontera. En Texas, Napolitano aseguró que la frontera con México es más segura y que el nivel de recursos y resultados no tiene precedente.

Barber dijo que se debe trabajar para que los puertos de entrada en Arizona tengan el personal que necesitan para funcionar de una forma adecuada, pues son un punto importante de entrada del comercio y son críticos para la economía del estado.

"Debemos de estar seguros de que hay los suficientes agentes e inspectores para manejar y acelerar el tráfico en los puertos de entrada, al tiempo que se mantiene la seguridad nacional", enfatizó el congresista en un comunicado de prensa.

Napolitano indicó en el mismo comunicado que en los últimos cuatro años el Congreso y la Administración del presidente, Barack Obama, han dedicado niveles históricos de personal, tecnología y recursos a la frontera suroeste.

Sostuvo que gracias a estas inversiones actualmente la Patrulla Fronteriza se encuentra mejor preparada que en los últimos 88 años de su historia. El número de agentes fronterizos se ha incrementado de diez mil en 2004 a más de 21 mil en 2013.

De acuerdo con cifras del Gobierno federal, durante el año fiscal 2012, que finalizó el pasado mes de septiembre, la Patrulla Fronteriza reportó el arresto de 365 mil indocumentados, lo que representa un descenso del 50 por ciento con comparación con el año fiscal 2008 y el 78 por ciento en relación a 2000.

Durante ese mismo periodo en la frontera de Arizona se reportó el arresto de 124,631 indocumentados, la cifra más baja en los últimos 19 años. Sin embargo, las cifras del Gobierno federal y las declaraciones de Napolitano no han convencido a la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, quien la semana pasada hizo su propio recorrido por la frontera y aseguró que ésta todavía no es segura.

La mandataria republicana dijo que los rancheros y personas que viven en esta región continúan quejándose por la inseguridad, sobre todo en las zonas rurales, donde cruzan los traficantes de drogas y de indocumentados.

Por su parte, Isabel García, directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, criticó la visita de Napolitano a la frontera de Arizona e indicó que el tema de la seguridad fronteriza está siendo utilizado como una "maniobra" política.

"Quienes vivimos en la frontera sabemos que no necesitamos más agentes, ni más armamento para que haya seguridad, al contrario, han creado más muertes y separado familias y comunidades enteras", dijo la activista.

EFE