24 de septiembre de 2013 / 02:12 p.m.

Las filtraciones de agua contaminada en la planta atómica averiada de Fukushima eran conocidas desde principios de la crisis y se agravaron debido al lento proceder de Japón, dijo el martes un ex presidente de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos.

 

Según Gregory Jaczko, funcionarios estadounidenses y japoneses sabían que podían ocurrir las filtraciones cuando se utilizaron grandes cantidades de agua para enfriar los reactores fundidos en la planta Dai-ichi de Fukushima después del sismo y tsunami de marzo de 2011.

Jaczko dijo que estaba sorprendido de todo el tiempo transcurrido para que Japón comenzara a enfrentar el problema.

"Desde hace mucho tiempo se sabía que esto sería un problema", dijo Jaczko en conferencia de prensa en Tokio. "Mi mayor sorpresa hasta cierto punto es cómo se permitió el deterioro, un poco, y cómo casi se convirtió en una sorpresa otra vez que haya problemas de contaminación, una filtración hacia el mar", apuntó.

Cuando la planta se encontraba en condición crítica debido a la fisión de los núcleos de los reactores y cuando se necesitaba el agua para enfriamiento, las autoridades japonesas y estadounidenses discutieron sobre la cantidad de agua que debía utilizarse porque eran inminentes las fugas del líquido contaminado con radiación y era necesario la adopción de medidas para contener el problema, dijo Jaczko.

Afirmó que el gobierno japonés estaba preocupado de que la inundación de los recipientes de los reactores y los edificios en los que se encontraban con el agua para el enfriamiento "propiciaría una mayor filtración de agua hacia el suelo", en tanto que la Comisión Reguladora Nuclear (NRC, por sus siglas en inglés) enfatizaba en la necesidad de mantener fríos los reactores y bajo control para minimizar la contaminación hacia la atmosfera.

Pero "perdimos la atención" sobre la necesidad de continuar enfrentando el problema del agua radiactiva, al parecer al retrasar las medidas para mitigar el problema, dijo Jaczko, que se encontraba en Japón a invitación de un grupo civil antinuclear. Jaczko renuncio el año pasado como presidente de la NRC.

AP