Notimex
30 de marzo de 2014 / 04:49 p.m.

México.- En el marco de su despedida del espectáculo ecuestre, el cantautor Joan Sebastian conquistó a los capitalinos y como un domador de caballos presumió siete equinos, que hizo bailar la noche de este sábado al ritmo de sus canciones en el Palacio de los Deportes.

En punto de las 21:30 horas, el originario de Juliantla, Guerrero, apareció en el redondel y sobre un brioso corcel en tono dorado para interpretar el tema "Con tu amor", mientras el ejemplar pura sangre hacia reverencias que arrancaron la ovación y aplauso del respetable, más aún cuando compartió que se sentía mal de salud.

El compositor se sinceró con el público al informar en el sonido, que había olvido tomarse su medicamento para la hipertensión arterial, por lo que urgió a su asistente de nombre Enrique a que se diera prisa para tomarse la "pastillita".

Pese al malestar, Joan Sebastian bromeó y dijo que estaba con oxígeno antes de salir al ruedo, detalló que él mismo corroboró como un chiste, mas no así la falta de su medicamento Adalat, un antihipertensivo.

Sin dar tiempo para que el público dejará de participar con sus gritos y sobre todo con su monumental coro, "El poeta del pueblo" se ligó de inmediato a otro emblemático tema de su extenso repertorio musical como "Tatuajes", que la gente canto de principio a fin no sin antes hacer que el caballo volviera a realizar reverencias.

Con el foro lleno y con un apoyo incondicional de sus seguidores, Joan Sebastian intentó dejar grabado en la memoria colectiva la noche en que por última vez en la ciudad de México montaba a caballo.

Agradeció al Distrito Federal por su cariño y agradeció al creador que le haya permitido vivir tantas noches, como la que inició en el Palacio de los Deportes.

"Ojalá ustedes se vayan de aquí con un corazón satisfecho, con una sonrisa y rebosantes de felicidad", expresó.

El cambio de caballo estuvo con el tema "Te amo", letra que fue coreada a todo pulmón por la gente, en tanto el corcel bailaba en torno al ruedo, para luego indicarle con el fuete que se acostará en el piso al centro del redondel para que la gente tomara la foto.

Desde un inicio del recital, Joan Sebastian notó que la ecualización del sonido no era la adecuada, por lo que con gestos y señas mandaba mensaje al ingeniero de audio para que corrigiera las fallas que anchaban su concierto.

"Más allá del Sol" fue el tema que uso para dejar la monta y subir al escenario, donde también interpretó la canción "Estuve", no sin antes darle un sorbo a su botella de agua: "Gracias mi gente, vamos a ponernos como si estuviéramos con puros cuates en la sala de su casa".

Con "La derrota" y "Estos celos" deleitó a los presentes, luego de afirmar que el mejor intérprete de ambos es sin duda Don Vicente Fernández.

"Yo no sé cuántos de ustedes puedan imaginarse de cuántas cosas depende un buen show, que salga bien por lo menos y esta noche pedí un aplauso para el ingeniero, lo hice con sarcasmo y luego con preocupación porque el tema de Juliantla salió pésimo, y lo que lo estoy diciendo es para ecualice bien y no eche a perder la siguiente canción”

"Bandido de amores", "Mi cómplice" y "Manuel Juárez" esta última que cantó montado en un caballo café con la crin güera, para luego ligarse a la canción "Secreto de amor" y despedirse del Palacio de los Deportes.