25 de mayo de 2013 / 02:03 a.m.

 

Washington DC -Baltimore • Un juez federal de Estados Unidos dictaminó que la oficina del controvertido alguacil del condado de Maricopa (Arizona), Joe Arpaio, incurrió en discriminación racial contra conductores hispanos y violó sus derechos constitucionales.

El fallo del juez Murray Snow, divulgado hoy, se produjo en respuesta a una demanda colectiva por acusaciones de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos.

Snow declaró que las políticas de Arpaio violan los derechos constitucionales y ordenó a su oficina dejar de usar la raza o ascendencia como un motivo para parar y detener a los conductores de vehículos. Arpaio se hace llamar a sí mismo el "sheriff más duro" del país y es conocido por su mano dura con la inmigración ilegal y la población carcelaria.

La ley SB1070 de Arizona es la más dura contra la inmigración ilegal del país y permite a la policía pedir "los papeles" de aquellos a quienes detenga por infracciones, incluso menores, y tenga "sospecha razonable" de que son indocumentados. El Tribunal Supremo anuló el año pasado buena parte de esa ley, pero no esa disposición que permite pedir "los papeles".

 — EFE