AGENCIA MÉXICO
7 de septiembre de 2017 / 11:06 a.m.

ESPECIAL.- Julián Gil llegó a México dispuesto a enfrentar a Marjorie de Sousa en los tribunales debido a la disputa legal que sostiene con la venezolana por la manutención de Matías, hijo que procrearon tras su breve reencuentro amoroso.

El argentino explicó a los medios que lo esperaban a su llegada en el aeropuerto de la Ciudad de México, que incluso aceptaría ir a la cárcel con la finalidad de ver más tiempo al menor de sus hijos.

“Lo digo hoy, el día 8 (de septiembre) voy a ver a mi hijo como me corresponde, como me lo pide el tribunal, pero será la segunda y la última vez.... Si tengo que ir preso, pues iré preso”, señaló el actor.

“Porque pienso que estando en la cárcel, puede que tenga todavía muchos más derechos que verlo en el tribunal”, agregó.

Cabe recordar que el actor lucha contra su ex pareja para que la Corte de Familia le consienta ver a Matías Gregorio fuera del lugar de convivencia que asignaron las autoridades, además de solicitar verlo por más tiempo y sin ser asistido por una enfermera, como lo ha realizado hasta este momento.

Al respecto de la demanda por Nulidad de Paternidad que entabló contra De Sousa, Gil reveló sus razones.

“Tengo que demostrar en qué me estoy basando para hacerlo (requerir la prueba de ADN) y lamentablemente se está señalando a Gabriel (Soto) que también yo lo meto en la demanda, pero es mi evidencia”, expresó.

Se espera que este jueves Marjorie de Sousa y Julián Gil se reencuentren en los juzgados con la finalidad de llegar a un acuerdo sobre la manutención y las relaciones paternofiiales del hijo que tienen en común.






jeem