AP
7 de septiembre de 2017 / 07:39 a.m.

LONDRES.— El príncipe Jorge fue esta mañana a la escuela por primera vez, un rito de iniciación al que no pudo asistir su madre, que sufre graves náuseas asociadas a la primera etapa de su tercer embarazo.

El príncipe, de 4 años, llegó acompañado por su padre Guillermo para su primer día en la escuela Thomas en el barrio londinense de Battersea.

Los dos herederos al trono entraron de la mano en el recinto antes de que Jorge fuera recibido por la directora de profesores, Helen Haslem, que le presentó a los otros niños.

La madre de Jorge, Catalina, conocida oficialmente como duquesa de Cambridge, se encontraba en casa en el Palacio de Kensington. Padece de nuevo hiperemesis gravidarum, graves náuseas y deshidratación, que ya sufrió en sus dos primeros embarazos. El palacio indicó en un comunicado que no se encontraba lo bastante bien como para llevar a Jorge a la escuela.

En un acto el martes, Guillermo señaló que Catalina estaba bien, aunque admitió algunas molestias.

Vestido por primera vez con su uniforme escolar, Jorge parecía más tímido de lo habitual a su llegada a las puertas del centro.

Sus compañeros de clase lo conocerán como George Cambridge en la exclusiva escuela del sur de Londres.

El centro cobra más de 22 mil dólares al año y reúne a un cosmopolita grupo de alumnos de toda la zona de Londres. Su clase ofrecerá una amplia gama de actividades, como ballet, arte, teatro, música y francés.

Los padres de Jorge han dicho que quieren que tenga una infancia lo más normal posible, y responsables de palacio intentaron disuadir a los medios de enviar fotógrafos a la escuela, ofreciendo en su lugar imágenes de la llegada del niño.

El joven príncipe es tercero en la línea de sucesión al trono de Inglaterra, detrás de su padre, Guillermo, y su abuelo, el príncipe Carlos.




jeem