MULTIMEDIOS DIGITAL
2 de junio de 2017 / 01:31 p.m.

ESPECIAL.- Tras perder trabajos con CNN, un casino y una línea de productos por una sesión de fotos donde mostraba la cabeza decapitada de Donald Trump, la comediante Kathy Griffin se defiende.

En rueda de prensa, no tuvo reparo en mostrar si molestia con el presidente.

"Me queda claro que me están tratando de usar como distracción y no seré daño colateral para este tonto", aseguró.

Además, señaló que quisieron voltear las cartas haciéndolo ver como un daño directo para Barron Trump, hijo del magnate.

"Me disculpé porque era lo correcto y quise hacerlo. Y luego vi la situación voltearse y vi qué estaban haciendo. Ok, están tratando de voltearlo. Tratando de hacerlo sobre Barron. Obviamente no era esa mi intención, dañar a nadie, menos a un niño. Comencé a ver lo que realmente estaba pasando y todo empezó a crecer. Y tanta gente me lo ha expresado a través del país y en mis shows. Están asustados. Y no sé, no sé si me arrestarán hoy, no lo sé. Pero tengo que alzar la voz", dijo.

Se mostró también preocupada más por su futuro que por su carrera, la que, aseveró, ha terminado.

Video y foto: REUTERS

jjlm