MULTIMEDIOS DIGITAL
28 de enero de 2016 / 01:23 p.m.

Monterrey.- Sin duda, uno de los corridos más famoso en México es el de Lamberto Quintero.

Este 28 de enero cientos de usuarios de redes sociales lo recordaron, pero ¿porqué el día de hoy?.

Un día como hoy, pero del año 1976, el narcotraficante Lamberto Quintero, quien era tío de Rafael Caro Quintero fue asesinado en el estado de Sinaloa, luego de ser perseguido por una camioneta con
integrantes de la familia Lafarga, con la que disputaban una pelea de territorio por la venta de droga.

El capo fue asesinado cuando viajaba con rumbo a El Salado, en Culiacán; en el mismo enfrentamiento murió también su rival “El Chito” Lafarga.

Tras darse a conocer el hecho decenas de agrupaciones hicieron el corrido de Lamberto Quintero, el más famoso y conocido en el país fue interpretado por Antonio Aguilar.

"Un día 28 de enero ¡como me hiere esa fecha! a don Lamberto Quintero lo seguía una camioneta, iba con rumbo al Salado", así dice la primer y famosa estrofa de la canción.

Los medios de comunicación publicaron en sus portadas de un día después “Dos muertos y un herido en enfrentamiento a tiros".

Historiadores aseguran que el narcotraficante murió en una clínica y algunos cronistas dicen que fue en el poblado El Salado.

En Culiacán se preparó el funeral de Quintero y un día después sería el de su enemigo 'El Chito'.

Lamberto Quintero, los corridos y la historia

El 30 de enero cuando salía el cortejo fúnebre de una Iglesia, los pistoleros de Lamberto Quintero atacaron a balazos a los dolientes que se encontraban en el punto.

En el segundo enfrentamiento la prensa informó de la muerte de 20 personas, entre ellas, Hector Caro Quintero, quien era hermano del famoso capo Rafael Caro Quintero.

La sepultura se pospuso tras el ataque; un día después, el 30 de enero en la noche nuevamente trasladaban el cuerpo de ' El Chito' hacia el panteón y se desató otro enfrentamiento.

Los diarios contrastaban con la cifra de muertos del tercer ataque a balazos y las autoridades nunca confirmaron nada.

Además de decenas de corridos, la historia de Lamberto Quintero fue llevada a libros y aún es investigada por historiadores y cronistas.