2 de mayo de 2013 / 01:27 a.m.

Washington DC -Baltimore • El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó hoy su preocupación por la violencia del martes en el Congreso de Venezuela, e instó al diálogo a oficialistas y opositores.

El enfrentamiento entre diputados "refleja la ausencia de un diálogo político que dé tranquilidad a la ciudadanía y a los integrantes de los Poderes Públicos para resolver, en un clima de paz y entre todos los venezolanos, los asuntos pendientes en ese país", opinó Insulza.

Legisladores oficialistas y opositores se enfrentaron a golpes el martes en el salón de sesiones de la Asamblea Nacional venezolana (Congreso unicameral), lo que causó heridas a varios de ellos, en medio de la crisis política que vive el país luego de las elecciones.

En un comunicado, el titular de la OEA llamó al presidente venezolano Nicolás Maduro a promover un clima de paz en el Congreso y solicitó su gestión para que sea restablecido el derecho de los legisladores a expresarse libremente en el ejercicio de sus funciones.

Insulza consideró que la decisión del presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, de no permitir hablar en ella a quienes desconocen el resultado de las elecciones, "más que favorecer el diálogo, lo está impidiendo".

En su opinión, "el derecho a disentir por medios pacíficos es esencial en la democracia", y devolver a los opositores su derecho a la palabra "podría ser un primer paso para abrir un diálogo entre venezolanos, algo que todos anhelamos y respetamos".

Por último, puntualizó que la instancia para iniciar ese diálogo debería ser el Congreso, porque "es el lugar natural de encuentro del sistema democrático, la institución republicana por excelencia, donde todas las ideas deben poder expresarse libremente".

De acuerdo con los resultados oficiales, Nicolás Maduro ganó las elecciones presidenciales del 14 de abril pasado, pero el ex candidato opositor Henrique Capriles y sus partidarios impugnaron el proceso electoral.

 — NOTIMEX