19 de noviembre de 2014 / 12:33 p.m.

Monterrey.- El romance y la energía se conjuntaron ayer en la ciudad con la presencia de la cantante Laura Pausini, quien entregó 20 años de historia y además sumó al "equipo Pausini" más de ocho mil regios.

La italiana presentó a más de ocho mil 500 seguidores que se dieron cita en la Arena Monterrey, su Grandes Éxitos Tour 2014, con el que celebró sus dos décadas de trayectoria artística.

El regreso de la interprete de 40 años fue motivo suficiente para desbordar las emociones entre los asistentes que impacientes esperaban su aparición en el escenario.

Al filo de las 21:15, la cantante sorprendió a todos en el recinto al aparecer vestida con traje charro, junto a dos banderas mexicanas, y cantando "Amor eterno", demostrando así su gran amor por México.

"¡Viva México!", gritó la italiana al tiempo que abandonó el escenario por espacio de tres minutos para después regresar y continuar la velada, con "Sino a ti".

"Buenas noches, cómo están mis regios, esta es la cuarta vez que vengo, es poco; es un lujo para mí y para nosotros poder cantar una vez más en su ciudad", expresó a forma de un "bienvenidos".

Durante su concierto platicó de su participación en "La Voz... México" y de cómo se ha ido acoplando a la emisión y aprovechó el momento para presentar a los participantes Aynes y Saak, para cantar junto a ellos "Primavera anticipada".

En ese momento todos los regios se convirtieron en el "equipo Pausini" y le demostraron cómo cantan sus canciones.

Una orquesta, una banda de nueve integrantes, cuatro coristas y un grupo de bailarines acompañaron a Pausini durante su espectáculo, en donde además complació con temas como "En cambio no".

"Limpio", fue otro tema en donde invitó a sus pupilos de "La Voz... México". Esta vez fue el turno de Andrea y Melissa.

La energía derrochada de Laura, los vestuarios y la gran producción mostrada en el escenario encajaron a la perfección en este show que fue decorado con la cálida voz de la artista.

La noche se fue tornando romántica, por lo que no dudó en cantar "Prendo te" y "Como si no nos hubiéramos amado".

Laura abrió su corazón a los regios para contar diferentes historias que marcaron su vida, como su romance con Paolo Carta, la muerte de su abuela, además de presumir el inmenso amor hacia su hija Paola.

La emoción brotó a flor de piel cuando su voz entonó "Dispárame dispara", "Las cosas que vives" y "Entre tú y mil mares".

Como bien dicen las sorpresas llegan al final, y Pausini así lo planeó con la presencia especial de Benny Ibarra, quien puso el toque dulce a "Víveme".

Llegaba el momento de la despedida y para eso Laura también tenía preparado algo especial; su tema "Amores extraños", desbordó la nostalgia en el recinto, pero la gente aún quería más de ella, por lo que complació con "Se fue" y "La soledad" para cerrar su gran noche en Monterrey.

FOTO: JORGE LÓPEZ

ROBERTO REYES