AP
24 de junio de 2016 / 08:17 a.m.

Los Ángeles.- Led Zeppelin no robó un riff de un oscuro tema instrumental de los 60 para la introducción del clásico del rock "Stairway to Heaven", decidió el jueves un jurado federal en Los Ángeles.

El veredicto pone fin a un dilema que los melómanos debatieron por décadas pero que solo llegó a las cortes hace dos años, cuando el fideicomiso del difunto músico Randy Craig Wolfe presentó una demanda por violación de derechos de autor.

El fideicomiso alegaba que el guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page, copió la melodía que Wolfe, más conocido como Randy California, escribió para "Taurus", un breve tema que grabó con su banda Spirit en 1968.

Page y el cantante Robert Plant mostraron poca emoción cuando el veredicto fue leído y luego abrazaron a sus abogados.

Los jurados hallaron que el fideicomiso aclaró algunos obstáculos, incluyendo que Page y Plant tuvieron "acceso" a "Taurus", lo que significa que estarían familiarizados con la pieza.

El abogado del fideicomiso, Francis Malofiy, dijo que estaba triste y decepcionado con la decisión del jurado.

"La realidad es que demostramos que tuvieron acceso, pero ellos nunca escucharon a qué tuvieron acceso", dijo Malofiy. "Es extraño".

En su intento por demostrar que ambas piezas eran sustancialmente similares, el fideicomiso tuvo la difícil tarea de depender de una partitura porque eso fue lo que se presentó ante la Oficina Federal del Derecho de Autor.

Los jurados no escucharon la grabación de "Taurus", que contiene una sección que suena muy parecida al reconocible inicio de "Stairway". En vez, oyeron interpretaciones en piano y guitarra de músicos de ambas partes en el caso. No fue sorpresa que la versión en guitarra de los demandantes sonara más como "Stairway" que la de piano de la defensa.

Page y Plant, que escribieron la letra de "Stairway", dijeron que su creación era original. En varias horas de declaraciones a menudo entretenidas y animadas, describieron el arte detrás de una de las canciones más emblemáticas del rock, mientras negaban conocer una de las menos conocidas del género.

Plant hizo reír al juzgado a carcajadas cuando dijo que no recordaba a la mayoría de la gente con la que pasó el rato a lo largo de los años.

En los argumentos de cierre, Malofiy criticó la memoria "selectiva" de Page y Plant en el estrado y sus verdades "convenientes".

Expertos de ambas partes analizaron minuciosamente ambas composiciones, acordando básicamente que compartían una secuencia de acorde descendiente que data desde hace tres siglos como piedra angular de muchas canciones.

Los expertos del fideicomiso, sin embargo, fueron más allá y señalaron otras varias similitudes que hacía que las dos piezas fueran distintas a otras con las que fueron comparadas, incluyendo "My Funny Valentine" y "Michelle" de los Beatles.

Los abogados de Led Zeppelin dijeron que el fideicomiso no tenía los derechos de autor y que los demandantes no lograron demostrar un caso que debió haberse presentado hace más de 40 años, cuando Wolfe estaba vivo y Page y el cantante Robert Plant tendrían fresca la memoria.

"¿Cómo pueden esperar medio siglo y criticar a la gente... 45 años después por la demora que ustedes causaron?", dijo Anderson. "Debieron haber demandado en 1972".

Wolfe, quien se ahogó en 1997 mientras salvaba a su hijo en una playa en Hawái, había dicho a sus abogados que quería demandar, pero éstos nunca tomaron el caso porque les parecía viejo, dijo Glen Kulik, otro abogado del fideicomiso. Una decisión del en el 2014 relacionada con la película "Raging Bull" abrió la puerta para presentar un caso de derechos de autor en cualquier momento, con daños solo para los últimos tres años y a futuro.

Malofiy le pidió al jurado un crédito de compositor para Wolfe y millones de dólares en daños, aunque no especificó un monto. La defensa dijo que las ganancias del sello discográfico por el tema en los últimos cinco años fueron de 868.000 dólares, pero Anderson les recordó a los jurados que solo una fracción de la canción de ocho minutos estaba en entredicho.

No es la primera vez que Led Zeppelin es acusada de robar material de otros artistas. La querella listaba al menos otras seis canciones por las cuales la banda resolvió demandas por créditos de composición, como "Whole Lotta Love", "The Lemon Song" y "Dazed and Confused".