REDACCIÓN
19 de abril de 2013 / 11:31 p.m.

Ciudad de México • Autoridades decidieron concluir con el toque de queda en Watertown, que habían decretado para buscar al segundo sospechoso de los bombazos en la meta del maratón corrido en Boston el lunes pasado, que provocó la muerte de tres personas y más de 180 heridos. La medida no ha dado resultados positivos por el momento, reconoció el superintendente de la Policía de Massachusetts, Timothy Alben.

"Por desgracia no hay resultado positivo en este momento", expuso en conferencia de prensa, pero consideró que el joven permanece en el estado de Massachusetts y sostuvo que se llegará a la conclusión del caso por las personas que resultaron muertas y heridas, y por los policías fallecidos.

Alben consideró que el sospechoso que se persigue no llegará muy lejos. "Le pido que se rinda y se rinda ya", instó.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, planteó que la gente ya puede salir a la calle y se han abierto los sistemas de transporte, pero recordó a los ciudadanos que "todavía hay un enemigo muy peligroso prófugo".

Refirió que uno de los dos sospechosos está muerto, en una balacera anoche, y se hizo una búsqueda casa por casa.

Insistió a la población que ya puede salir de casa, siempre y cuando se mantenga en alerta.