NOTIMEX
28 de noviembre de 2016 / 09:21 a.m.

ESPECIAL.- Cuatro ex integrantes de la desaparecida banda chilena La Ley conformaron en las últimas semanas el grupo Día Cero, proyecto del cual fue excluido el histórico vocalista Beto Cuevas.

Luciano Rojas, Rodrigo Aboitiz, Mauricio Clavería y Pedro Frugone se volvieron a reunir para dar vida a la nueva agrupación, la cual tiene como voz principal a Ignacio Redard, integrante junto a Aboitiz del dúo pop electrónico The Plugin.

Día Cero estrenó en las últimas horas en las redes sociales su primer single “Ecos”, con el cual se dio inicio al nuevo proyecto de los ex miembros de La Ley, banda icono de la década de los 90 y 2000 en América Latina.

El nuevo grupo, que reúne según sus integrantes al 80 por ciento de la historia de La Ley, tocará los principales temas de la banda que se desintegró en julio pasado luego que Cuevas anunciara el fin del proyecto que hasta ese minuto conformaba con Frugone y Clavería.

En diálogo que publicó este lunes la edición digital de La Tercera, Clavería, quien se encuentra radicando en México desde hace varios años, dijo que la idea de hacer algo con Coti (Aboitiz) y Luciano (Rojas) les venía dando vueltas desde hace tiempo, sobre todo cuando se encontraban en la crisis que terminó con La Ley.

“Siempre lo conversábamos con Pedro (Frugone), sentíamos que ese círculo no se había cerrado”, comentó.

“No se puede vivir con fantasmas. Estamos agradecidos de esa etapa, pero ya fue, ya es historia y esto es nuevo. Todos pertenecimos a ese grupo y hay un sonido en común”, añadió respecto a su ex banda.

Respecto al fin de La Ley, el baterista comentó que las razones de la separación fueron muchas.

"En esta vida de La Ley hubo mucho cansancio y agotamiento, no nos pusimos de acuerdo como hubiéramos querido. Eso nos liquidó. Fue muy triste y fue una decisión personal de Beto (Cuevas)”.

Frugone, en tanto, comentó que la reunión de los ex integrantes era evidente.

"Era tan obvio, porque teníamos algo muy fuerte entre nosotros. Y hay cosas que uno no puede aguantar en la vida: si uno quiere darse un gusto y piensa que alguna vez tuvimos tanta onda para componer, para qué íbamos a dejar que eso se diluyera entre los dedos”.

En cuanto a su ex grupo dijo que se queda con los buenos momentos.

“Yo me quedo con lo bueno, pero La Ley hoy debe descansar de manera definitiva, al menos seis pies bajo tierra”, expresó.

"Aceptamos de inmediato (reunirse con sus ex compañeros), porque para mí era una forma de cerrar círculos en la vida. Yo tenía esa deuda pendiente”, agregó Rojas.

Aboitiz reconoció que puede haber fanáticos de La Ley a los que no les guste la nueva agrupación.

"Pero aquí hay algo claro: esto no es La Ley. Respetamos el pasado, pero también proponemos algo nuevo”, aclaró.