19 de noviembre de 2013 / 01:55 p.m.

 

Después de casi década y media encarceladas, tres mujeres de origen latino condenadas por abusos sexuales en San Antonio (Texas) dentro del caso conocido como "San Antonio 4" dieron hoy un nuevo paso en la defensa de su inocencia y serán puestas en libertad en las próximas horas.

La audiencia prevista para hoy no se celebró finalmente porque la defensa, la fiscalía y la juez llegaron a un acuerdo que reconoce errores en el proceso judicial de cuatro mujeres latinas y lesbianas, según explicó a Efe Debbie Nathan, de la entidad National Center for Reason and Justice, que asesoró jurídicamente a las cuatro mujeres.

A la espera de una sentencia definitiva en 2014 para ser exoneradas, Elizabeth Ramirez, Cassandra Rivera y Kristie Mayhugh fueron puestas hoy en libertad, sin fianza alguna pero con el compromiso de presentarse en las cortes próximamente, mientras que la cuarta, Anna Vasquez, lo hizo ya un año atrás.

Las cuatro mujeres del grupo "San Antonio 4" fueron condenadas entre 1997 y 1998 por haber abusado de dos sobrinas de la acusada Elizabeth Ramirez, de 7 y 9 años, algo que ellas siempre negaron en todo el proceso, en el que defendieron su inocencia.

A Ramirez el juez la condenó a 37 años y medio de prisión, y al resto, a quince años cada una, además de formar parte de por vida de las listas de autores de abusos sexuales.

El caso se reabrió en 2010, cuando el diario "San Antonio Express-News", publicó informaciones en las que se destacaban varios problemas en las condenas, y en 2012, cuando una de las dos presuntas víctimas se retractó de sus palabras.

El detonante final, importante para que hoy salieran en libertad, es que la prueba forense relativa a la zona genital de las niñas contenía errores: "Se reconoce la evidencia de que el testimonio pediátrico fue basado en una ciencia falsa", valoró al salir del juzgado la activista Debbie Nathan.

El fiscal del distrito también consideró defectuosa la evidencia forense, según informa Texas Public Radio, aunque en ningún momento consideró probada la inocencia de las cuatro mujeres.

La entidad Center for Reason and Justice sostiene que las cuatro mujeres de San Antonio fueron "acusadas falsamente", en especial por su condición de latinas y lesbianas, dos perfiles que "el sistema de justicia criminal no siempre protege", según este grupo que investiga falsas acusaciones y condenas erróneas.

"Los gays no están siempre protegidos por el sistema de justicia criminal; al contrario, pueden ser un blanco", acusó el grupo de activistas en el comunicado que repartieron hoy en los juzgados de San Antonio.

"En el caso de San Antonio 4 son personas de bajos ingresos y de color, otro blanco fácil", añadieron.

EFE