22 de noviembre de 2013 / 02:04 p.m.

El ejército libanés desactivó hoy un coche bomba cargado con 500 kilos de explosivos en el valle oriental de la Bekaa, tres días después de que un doble atentado suicida causara 24 muertos en Beirut.

Según informó la agencia oficial ANN, el vehículo -un todoterreno- se dirigía a Beirut, donde hoy tiene lugar una parada militar con motivo del 70 aniversario de la independencia del Líbano.

El todoterreno, hallado pasada la medianoche entre las aldeas de Makna y Yunin, en la Bekaa, portaba, además de los explosivos, aluminio en polvo y dos morteros conectados a un detonador.

Los efectivos militares de la zona estaban en alerta tras producirse un tiroteo entre pasajeros de dos vehículos, uno de ellos el todoterreno, que tenía cristales opacos y que fue encontrado con los parabrisas rotos.

Después de inspeccionarlo, miembros de la Inteligencia del Ejército libanés descubrieron los explosivos y llamaron a los expertos en desactivación.

La guerra en Siria ha desestabilizado el Líbano, donde se han registrado enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen sirio, asesinatos, ataques en la frontera, atentados terroristas y secuestros.

El martes pasado, dos kamikazes que conducían una moto y un todoterreno se hicieron explotar frente a la Embajada de Irán en Beirut, causando 24 muertos y 147 heridos.

EFE