29 de septiembre de 2013 / 09:10 p.m.

Bogotá.- Dirigentes de partidos políticos y legisladores colombianos están "listos" para viajar a La Habana y reunirse con los negociadores de paz del Gobierno y de las FARC, informó hoy el presidente del Congreso, el senador oficialista Juan Fernando Cristo.

"Estamos ya listos los partidos para dialogar con los negociadores, tanto del Gobierno como con las FARC. Ya esa decisión está tomada, vamos a tener esa reunión" en la capital cubana, tras "concertarla" con el Ejecutivo, declaró el senador a periodistas.

Cristo explicó que serán los negociadores en La Habana quienes fijen la fecha de la reunión, aunque es posible que tenga lugar durante el decimoquinto ciclo de negociaciones que empezará el próximo jueves en la capital de Cuba.

Los delegados del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se disponen a debatir sobre la producción, tráfico y consumo de drogas, flagelo que el mandatario describe como "el combustible que alimenta la violencia" en el país andino y cuya solución tendría "un gran impacto" en América Latina.

El Gobierno ha instado al grupo armado a contribuir a la construcción de "una Colombia sin coca y sin violencia", mientras que las FARC han condenado el narcotráfico y rechazado "enfáticamente" que corresponda a esa guerrilla "responsabilidad" en el origen y permanencia de ese problema.

Cristo dijo que "la decisión (de viajar a La Habana), totalmente concertada con el Ejecutivo de Santos, es que esa reunión de los partidos con los negociadores de las FARC y del Gobierno es importante para el proceso (de paz) y puede ser útil, conveniente".

El presidente del Congreso añadió que la reunión también servirá para aclarar las dudas que tiene la guerrilla frente a aspectos cruciales de la negociación, como la participación de las FARC en las actividades políticas y la refrendación del posible acuerdo de paz.

La Administración Santos propone que el posible acuerdo sea sometido a un referendo en coincidencia con las elecciones legislativas de marzo o las presidenciales de mayo de 2014, a lo que se oponen tanto las FARC como la oposición política en Colombia, encabezada por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

La visita de los dirigentes políticos y legisladores a La Habana responde a una invitación que trasladaron las FARC a congresistas para que escuchen sus propuestas sobre diversos asuntos.

La conversaciones cuentan con el auspicio de Cuba y Noruega y el "acompañamiento" de Chile y Venezuela, aunque la comunidad internacional ha expresado en diversas ocasiones su apoyo a las tentativas de pacificación en Colombia.

Santos, quien transita por el último de sus cuatro años de mandato y quien ha dado señales de querer buscar la reelección el próximo año, también se ha expresado dispuesto a dialogar por la paz con el segundo grupo guerrillero colombiano, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

EFE