ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
24 de septiembre de 2016 / 01:50 p.m.

MONTERREY.- Una obra diferente, con una gran producción y un mensaje positivo, es lo que ofrece la puesta en escena “Yo soy Martín”, que se presentó en el Auditorio San Pedro.

La obra cuenta con músicos en vivo, actores, cantantes, bailarines y una escenografía móvil, acompañada de un juego de luces e impresionantes efectos de pantalla.

La puesta musical es una gran producción, digna de cualquier teatro comercial.

La historia narra las aventuras de un par de ladrones que tienen como objetivo hacer el robo del siglo en un moderno museo vivencial e interactivo.

Los malhechores quedan atrapados dentro del museo y en su búsqueda por encontrar una salida descubren que las exposiciones están relacionadas con San Martín de Porras (también conocido como Porres).

Guiados por un perro, un gato y un ratón y perseguidos por el guardia del museo, los ladrones descubren nuevas aventuras a través de episodios de la vida de Martín.

Los elementos de escenografía físicos, así como los videos en pantalla fueron sincronizados a la perfección que llevó a todos los espectadores a diversos mundos de un museo.

Bajo la dirección de Jorge "Pachuco" Acuña, la música de José Antonio “El Potro” Farías y la producción general del presbítero Roberto Figueroa, la obra logró atrapar a cada uno de los presentes quienes ovacionaron de pie el trabajo de la compañía.

Con alrededor de 50 actores en escena, más músicos y equipo de producción, "Yo soy Martín" se convierte en una excelente propuesta teatral, la cual se estará presentando este fin de semana en el Auditorio San Pedro.