AP
7 de agosto de 2016 / 05:03 p.m.

BOSTON.- Tomó medio siglo de investigación y análisis de ADN para identificar a Albert DeSalvo como el Estrangulador de Boston. Ahora, una película está volviendo a explorar uno de los casos de asesinos en serie más conocidos de Estados Unidos y el extraño involucramiento de un hombre que alegó tener poderes psíquicos para ayudar con la investigación policial.

Stranglehold contará la historia del Equipo Especial Sobre el Estrangulador de Boston, unidad formada por la fiscalía de Massachusetts para capturar al hombre detrás de una decena de asesinatos inconclusos de mujeres entre 1962 y 1964.

El director Barry L. Levy creció en Newton y Natick escuchando sobre el estrangulador. Un artículo noticioso sobre Peter Hurkos, el enigmático psíquico nacido en Holanda que ayudó a investigadores en la búsqueda de pistas, reavivó su interés.

"El estrangulador era la historia que, cuando eras niño, todos oían", dijo Levy. "Desde que supe que quería ser director, sabía que esto era lo que quería hacer".

Es la más reciente producción cinematográfica que se enfoca en crímenes de alto perfil en Boston. El año pasado, Black Mass contó la historia del conocido mafioso James "Whitey" Bulger.

Patriots Day, de Mark Wahlberg, sobre el ataque con bombas durante el Maratón de Boston, se estrena el 21 de diciembre en Boston y a nivel nacional en enero; y en el 2017 se planea lanzar Stronger, con Jake Gyllenhaal en el papel de Jeff Bauman, víctima del ataque durante el Maratón de Boston.

DeSalvo, un obrero de fábrica que cayó preso por cargos no relacionados, admitió matar a 11 mujeres en el área de Boston durante ese período, pero luego se retractó y nunca fue acusado de los asesinatos.

Fue asesinado a cuchilladas en prisión en 1973 y su papel en los asesinatos no estuvo claro hasta el 2013, cuando pruebas de ADN confirmaron que mató a Mary Sullivan, la última víctima, y probablemente fue responsable de las muertes de las otras víctimas.

Las víctimas del estrangulador, que tenían entre 19 y 67 años, fueron atacadas sexualmente y asesinadas, delitos que aterrorizaron la región y acapararon los titulares nacionales.