— NOTIMEX
19 de agosto de 2013 / 05:04 p.m.

Hong Kong • Las inundaciones en el noreste de China y el paso del tifón Utor por el sur del país han dejado al menos 105 muertos y 115 desaparecidos, mientras en el extremo oriental de Rusia cerca de 20 mil personas fueron evacuadas por las riadas.

En China, el Ministerio chino de Asuntos Civiles precisó las severas inundaciones el tifón también han causado 300 mil evacuados y 3.7 millones de damnificados.

En las provincias de Liaoning, Jilin y Heilongjiang, situadas en el extremo noreste del país, se han reportado hasta este lunes 72 fallecidos y más de un centenar de desaparecidos, después de que varios ríos se desbordaron e inundaron municipios enteros.

Además, 97 personas están desaparecidas en Liaoning y otras seis en Jilin debido a las inundaciones provocadas por las intensas lluvias, que también provocaron el corte del tráfico ferroviario, el cierre de varias carreteras y la interrupción del suministro de energía.

Además, las severas inundaciones han causado la pérdida de cultivos en más de 256 mil hectáreas en el noreste de China, una de las principales zonas productoras de granos del país, según el Ministerio de Asuntos Civiles, citado por la agencia de noticias Xinhua.

Autoridades meteorológicas pronosticaron que otros dos frentes de lluvias llegarán a la zona esta semana, lo que dificultará las tareas de rescate y de ayuda que llevan a cabo miles de voluntarios y miembros del ejército.

Al tiempo que el noreste de China sufre sus peores inundaciones en décadas, el tifón Utor continúa causando estragos en las regiones del sur del país, después de que un desprendimiento de tierra ocurrido el miércoles pasado dejó 22 muertos y 11 desaparecidos en Guangdong.

Además en las vecinas provincias de Guangxi y Hunan, el tifón causó seis y cinco muertos, respectivamente.

Según el Ministerio, los desastres han ocasionado pérdidas económicas por nueve mil 860 millones de yuanes (mil 600 millones de dólares) en el noreste de China y más de 10 mil millones de yuanes en Guangdong,

Guangxi y Hunan, en el sur del país.

En Moscú, el Ministerio de Situaciones de Emergencia estimó en 20 mil las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares desde julio pasado debido a las inundaciones en el extremo oriental de Rusia.

Indicó que la situación más grave se vive en la región del Amur, donde según los últimos datos de Emergencia han tenido que ser evacuadas unas 15 mil 800 personas, pero sin precisar si hay víctimas.

Las inundaciones afectan a las regiones del Amur y Jabárovsk, así como a la región autónoma hebrea, tres entidades federadas rusas fronterizas con China.