EFE
16 de agosto de 2013 / 11:02 p.m.

 

Tegucigalpa • El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, pidió hoy a los candidatos presidenciales que participarán en las elecciones de noviembre próximo "no promover" acciones que atenten contra el sistema democrático.

En una comparecencia ante los periodistas, Lobo instó a los partidos políticos y a sus líderes a "no promover, ni ejecutar acción alguna que atente contra el sistema republicano, democrático y representativo del Estado". El gobernante hizo esta petición tras reunirse, en la Casa Presidencial, con miembros del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad y los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

"Nada, ni nadie, puede detener ni amenazar la celebración de este proceso electoral, ni las garantías de transparencia, la libertad del sufragio, el orden público y la aceptación de la decisión soberana del pueblo libremente expresada en las urnas", subrayó Lobo.

Agregó que "gracias a la voluntad del pueblo, libremente expresada en noviembre del 2009, la democracia hondureña pudo encauzarse por una nueva ruta de reconciliación y unidad, dejando atrás la inestabilidad y la violencia que imperó ese año".

Lobo asumió el poder el 27 de enero de 2010 para un período de cuatro años, que finalizará en enero de 2014, luego de ganar los comicios de noviembre de 2009, cinco meses después del golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, que promovía una consulta popular para reformar la Constitución, pese a tener impedimentos legales para ello.

Las declaraciones de Lobo se producen dos días después de que el candidato presidencial por el Partido Anticorrupción, Salvador Nasralla, dijo que si pierde las elecciones del 24 de noviembre próximo es porque "hubo fraude". Nasralla, un presentador de televisión, denunció también que dirigentes del oficialista Partido Nacional estarían ofreciendo dinero a los delegados de mesa a cambio de sus credenciales.

Además de Nasralla, compiten por la Presidencia de Honduras los candidatos Juan Orlando Hernández, del gobernante Partido Nacional; Xiomara Castro (esposa de Zelaya) del Partido Libertad y Refundación (Libre) y Orlen Solís, del Partido Demócrata Cristiano.

También, por la Alianza Patriótica Hondureña, el general retirado Romeo Vásquez Velásquez; Andrés Pavón, de la alianza entre el Frente Amplio Político Electoral en Resistencia (Faper) y Unificación Democrática (UD); Jorge Aguilar, de Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD); y Mauricio Villeda, del Partido Liberal.

Los políticos deben "hacer respetar la Constitución y las leyes" de Honduras, insistió el gobernante tras señalar que el Ejecutivo "garantizará el mantenimiento de la paz y el orden público" durante las elecciones. Los comicios generales en Honduras se celebrarán por primera vez con la participación de nueve partidos y serán los novenos desde que el país retornó a la democracia en 1980.

Los hondureños elegirán al presidente del país, tres vicepresidentes, 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 corporaciones municipales.