4 de junio de 2013 / 09:00 p.m.

 Los dos menores que se presume fueron sustraídos de México por el doctor Carlos Martínez Ramírez Duncker, quien es conocido internacionalmente como un experto en medicina nuclear molecular, fueron encontrados en un colegio católico de la ciudad de Chicago, en Illinois, Estados Unidos.

La División de Relaciones Domésticas de la Corte del Condado de Cook, en Illinois, inició el caso 13D4946, y emitió una orden para que los niños de nacionalidad mexicana de 7 y 8 años no abandonen el país hasta que se conozca cómo ingresaron a territorio estadunidense.

El pasado 31 de mayo se giró la orden y el 1 de junio se localizó al doctor Carlos Martínez, padre de los niños, quien fue advertido que no puede dejar la Unión Americana hasta que se investigue cuál es su situación migratoria.

Ante la Corte del Condado de Cook se exhibieron documentos que demuestran que en México se solicitó una alerta migratoria el 3 de abril de 2012; sin embargo, los estadunidenses informaron que dicha alerta nunca fue activada por sus homólogos mexicanos, motivo por el cual no se pudo detener al doctor, que hoy es vigilado.

En la mencionada fecha, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) pidió al Instituto Nacional de Migración (INM) activar la alerta migratoria, y también requirió el apoyo de Interpol-México para la búsqueda y localización de los niños, de acuerdo a documentos en poder de MILENIO.

Por su parte, la Procuraduría General de la República (PGR) tiene abierta la averiguación previa PGR/MOR/CV/304/V/2013 por el delito de tráfico de menores.La ubicación de los menores se logró porque Ruth Villegas Medellín, madre de los menores, contrató investigadores privados.

En entrevista desde Chicago, Ruth comentó que ya pudo ver y hablar con sus hijos en el colegio católico San Pio V, pues se lo permitió la directora y el sacerdote que dirigen esa escuela.

""Es una tristeza que esto pase por culpa de jueces mexicanos, mis hijos están afectados emocionalmente, no saben porque están aquí (en Estados Unidos) y no saben porque los tiene que cuidar otra señora, no saben porque no está su papá; ellos creen que yo no los quiero ver más"", expresó la mamá.

Y agregó: “Estoy feliz porque los encontré, frustrada por la situación, enojada con mi país, con las autoridades, pero más con los jueces que no sé que están pensando para resolver el caso; éste juez (Raúl Vega, de la Corte del Condado de Cook) no tiene más que mi dicho y los otros (los mexicanos) tienen todas las pruebas. Y él (el juez de Chicago) primero pensó en los niños, no en mí, sino que el juez decidió por mis hijos”.

Villegas Medellín expresó que se enteró que en este caso hay una mujer involucrada que se llama Mariel Orozco, con quien presuntamente el doctor Ramírez Duncker planeó la sustracción de los menores, con apoyo del abogado mexicano Salvador Cicero, éste último que trabajó en el consulado de México en Chicago.

La PGJDF solicitó en dos ocasiones la aprehensión contra Ramírez Duncker por el delito de fraude procesal, pero ésta fue negada por el juez Vigésimo Penal de Delitos No Graves del DF, Jaime Silva Gaxiola.

Se presume que el galeno, quien es buscado por la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de tráfico de menores, proporcionó información falsa para divorciarse y obtener la patria potestad de sus hijos, sin que la madre de los niños en algún momento fuera notificada de algún juicio en su contra, aún cuando vivía con el doctor en la ciudad de Cuernavaca.

— RUBÉN MOSSO