MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de noviembre de 2016 / 10:27 a.m.

ESPECIAL.- Muchas son las anécdotas e historias que rodean a la vida de Roberto Gómez Bolaños, ‘Chespirito’, pero la más reciente ha causado polémica entre su público.

En una entrevista para un diario de circulación nacional, el productor y locutor de radio Ignacio Muñoz dijo que con sus investigaciones ha descubierto que Bolaños rendía culto a Satanás.

“Cuando hablamos de Chespirito estamos hablando de un programa muy exitoso; sin embargo, no podemos negar que tanto éxito se le tiene que atribuir a algo que es oculto. Y todo lo que se relaciona con el ocultismo tiene que ver con el Diablo. Podemos decir que ahora Roberto se encuentra con Satán. El hecho es que los personajes de Roberto Gómez Bolaños como El Chapulín, El Chavo, el Dr. Chapatín…, tienen en común la letra ch, entonces esto se relaciona con una especie de culto al Chamuco. En México el Chamuco es Satanás.”, explicó.

“El Chapulín Colorado es básicamente el ícono del Diablo. El Chavo del 8 está lleno de simbología y numerología, por ejemplo: La Bruja del 71 siempre negó que era bruja, pero el número 71, si lo sumamos, 7 y 1, te dan 8, esto significa el infinito; pero si lo pones de cabeza, en la numerología de la cábala, quiere decir Satanás. Roberto tenía un conocimiento del ocultismo, no es por casualidad. Hay otros datos como que el Dr. Chapatín que siempre estaba sobando un cráneo”, agregó.

Asimismo, Muñoz asegura que en las producciones de Chespirito existen diversos simbolismos.

“Hay ocultismo encerrado en todos estos personajes [...] La casa de Don Ramón tenía el ícono de los nazis, que está relacionado con la masonería; otro dato es que en un programa Doña Florinda está leyendo una carta, la cual tenía dibujado el Ojo de Horus, que tiene que ver con el Diablo”, dijo.

También afirmó que el actor y productor pertenecía a la secta internacional de los Illuminati.

“Se dice que controlan a las masas a través de ciertos líderes de opinión, a través de sus mensajes ellos pueden hipnotizar a la gente. Hay muchas cosas ocultas en Chespirito”.