13 de abril de 2014 / 01:33 p.m.

Monterrey.- Entre cantos y lágrimas, el cantante Lupe Esparza despidió ayer a su padre Calixto Esparza, quien falleció el pasado jueves por la noche víctima de un paro cardíaco.

Acompañado de su familia, el intérprete le dio el último adiós a quien le diera la vida con una misa de cuerpo presente.

En punto de las 13:00, el cuerpo de don Calixto fue llevado a la parroquia San Francisco de Asís, ubicada en el centro de Apodaca en donde se ofició la misa.

Junto a su esposa e hijos José y René, Lupe mostró su dolor ante la irreparable pérdida de su padre, de quien aseguró aprendió muchas lecciones de vida.

"Cuando ya los años se acumulan y sabes que tu padre ya cumplió un ciclo de vida y uno lo acepta como una realidad por eso estoy agradecido con Dios por haberme permitido disfrutarlo tantos años, en donde le aprendí mucho.

"Me enseñó el camino, a tener un carácter fuerte como el de él, pero a la vez muy positivo; él me enseñó a trabajar", expresó al término de la celebración.

Aunque afirmó que esta noticia era algo que sabían ocurriría tarde o temprano, hoy siente un hueco en el corazón que sólo el tiempo podrá sanar.

"Sí duele pero nos vamos con la alegría de que vivió una vida plena". Al culminar la celebración eucarística, la familia Esparza llevó el féretro al Panteón Municipal de Apodaca.

Roberto Reyes