16 de febrero de 2014 / 08:35 p.m.

Canadá.- Tras más de tres décadas encadenando éxitos en la escena musical, Madonna ha terminado "odiando" la sobreexposición de sus propias canciones y ahora prefiere escuchar el trabajo de otros artistas mientras se somete a una dura sesión de ejercicio físico. 

"Par ser sincera, no me gusta ponerme mis propias canciones cuando estoy haciendo ejercicio. De hecho, ¡las odio! Lo que quiero decir es que me ha cansado un poco de ellas claro que me gustan mis canciones pero prefiero escuchar a otros artistas cuando me estoy entreanado", reveló la reina del pop durante la inauguración de un nuevo gimnasio de su cadena Hard Candy Fitness en Toronto (Canadá).

Madonna siempre se ha destacado por ser una amante de la actividad física su musculatura ha suscitado todo tipo de comentario en los medios de comunicación y por la disciplina espartaa con la que es capaz de practicar deporte, hacer yoga e incluso montar en bicicleta durante un mismo día; un frenético ritmo de vida que le ayuda a exhibir una imagen jovial que no parece corresponderse con sus 55 años.

"Tengo una relación de amor-odio con mi cuerpo. Unos días me gusta y otros no. Desafortunadamente, no tiene buena figura.

AGENCIAS