15 de abril de 2013 / 12:41 p.m.

El candidato oficialista Nicolás Maduro ganó ayer por un margen muy estrecho las primeras presidenciales de la era pos-Chávez, al imponerse por 50.6 por ciento de los votos al líder opositor, Henrique Capriles, unos resultados que dejan a Venezuela más dividida que nunca.

""Tenemos el candidato Nicolás Maduro Moros con 7’505,338 votos, para 50.66 por ciento, y el candidato Henrique Capriles Radonski con 7’270,403 votos, para 49.07 por ciento"", informó la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, asegurando que se trata de resultados “irreversibles”.

Es un ""triunfo electoral justo, legal"", aseguró Maduro, vestido con una chaqueta con los colores de la bandera venezolana en las afueras del palacio presidencial de Miraflores, ante una multitud que lo aplaudía y acompañado de su esposa, Cilia Flores.

Miles de caraqueños vestidos de rojo, el color del chavismo, celebraban el triunfo incluso desde antes del anuncio de los resultados electorales lanzando fuegos artificiales, bailando, tocando tambores y ondeando banderas venezolanos.

Maduro, de 50 años, contó con la poderosísima arma que supuso la última voluntad del presidente Hugo Chávez, que pidió el voto por su delfín antes de morir el 5 de marzo de cáncer, e hizo una campaña definiéndose como “el hijo” y “apóstol” del hombre fuerte que gobernó Venezuela desde 1999.

No obstante, ninguna encuesta había previsto una victoria tan estrecha y las últimas estimaban que la brecha rondaba los diez puntos.

Este ex chofer de bus y ex sindicalista, que tiene previsto tomar posesión el próximo viernes, completará el periodo de seis años iniciado el 10 de enero, después de que Chávez fuera reelecto en octubre contra Capriles por 11 puntos porcentuales.

 El candidato de la oposición a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, aseguró hoy que no reconocerá los resultados en las elecciones presidenciales, que dieron la victoria al candidato chavista, Nicolás Maduro, a quien considera el perdedor de los comicios.

""Nosotros no vamos a reconocer un resultado hasta tanto no se cuente cada voto de los venezolanos"", indicó Capriles en una declaración pública tras el anuncio de los resultados a última hora del domingo.

Capriles reclamó una auditoría "voto por voto" de todos los sufragios y afirmó que, según sus recuentos, hoy hubo ""un resultado distinto al que se ha expresado en la noche de hoy"".

""Nosotros en aras de la democracia, de la paz de nuestro pueblo (...) nosotros queremos que se haga la auditoría, que se cuente voto por voto"", dijo.

El líder opositor, de 40 años, aseguró que el derrotado de las elecciones presidenciales ha sido Maduro y su Gobierno.

""Yo le digo al candidato del Gobierno: el derrotado en el día de hoy es usted. Usted es el derrotado, usted y su Gobierno"", afirmó.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció hoy que con el 99,12% de los votos escrutados Maduro logró 7.505.338, el 50.66 % de la votación, 234.935 votos más que Capriles, que obtuvo 7.270.403, para un 49.07% de los votos.

Capriles negó los comentarios que hizo Maduro sobre una supuesta propuesta de un pacto en una conversación que mantuvieron tras conocerse los resultados.

""Yo no pacto ni con la mentira ni con la corrupción, mi pacto es con Dios y con los venezolanos"", sostuvo, al asegurar que su "buena intención" ha querido ser "tergiversada y malponerla ante el país".

Señaló que Venezuela está "en mitades", y aseguró que si en el Gobierno "pretenden venir a atropellar (...) que no se equivoquen" que están "para defender a Venezuela".

Capriles dijo que va a revisar tres mil 200 incidencias en el proceso electoral de las que tiene conocimiento.

""Quiero hablar con mucha firmeza, soy un luchador como es nuestro pueblo"", indicó.

""Este es un Gobierno mientras tanto, eso lo digo con toda la firmeza y voy a hacer todo lo que esté a mi alcance en el marco de la Constitución (...) para que este país cambien"", anunció.

""Señor Maduro si usted antes era ilegítimo, usted hoy está más cargado de ilegitimidad y se lo digo con toda la responsabilidad del caso"", subrayó.

Después apuntó que el líder chavista representa un ""sistema que se está derrumbando, un castillo de arena que lo tocan y se cae" y aseguró que quiere que Venezuela se produzcan "los cambios que los venezolanos quieren"".

Afirmó, además, que en los comicios de hoy luchó contra el uso de los recursos públicos, ""el abuso de las instituciones, todo lo que significa el poder"".

""Venezuela, les digo con mucha firmeza, esta lucha no ha terminado, esta lucha terminará el día que Venezuela sea un país prospero"", sentenció, agregando que ""esto es un mientras tanto"".

Capriles advirtió al CNE que "la paz del país" está en que ""se conozca la verdad"".

""Esperemos que ustedes nos den la oportunidad para que el país conozca la verdad, la verdad verdadera"", agregó.

 — EFE