11 de enero de 2013 / 02:05 p.m.

Decenas de miles de seguidores del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se concentraron ayer, cuando el líder debía jurar un nuevo mandato para el sexenio 2013-2019, en una demostración de apoyo popular, militar e internacional a la continuidad del gobierno que tiene como vicepresidente a Nicolás Maduro.

“Todos somos Chávez”, rezaban pancartas esgrimidas por manifestantes, muchos de ellos amas de casa y trabajadores provenientes de barriadas caraqueñas y de la provincia, así como empleados públicos convocados al acto y los uniformados de la milicia y la reserva, cuerpos militares que el mandatario agregó a la fuerza armada convencional.

Durante el mitin a las puertas del presidencial palacio de Miraflores, en el oeste de la ciudad, aviones cazas de la Fuerza Aérea sobrevolaron Caracas, para subrayar el apoyo castrense al esquema de sostener a Chávez como presidente “en pleno ejercicio”.

En total, 22 delegaciones del área llegaron a Caracas para participar en el acto multitudinario de respaldo al mandato de Chávez y a la autoridad del vicepresidente y canciller Maduro como conductor del gabinete en su ausencia.

Del exterior, fueron oradores los presidentes de Bolivia, Evo Morales, de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Suriname, Desi Bouterse.

También hablaron ante la multitud los vicepresidentes de El Salvador, Salvador Sánchez, y de Cuba, Miguel Díaz; los primeros ministros de Dominica, Roosevelt Skerrit, de Haití, Laurent Lamothe, y de San Vicente y las Granadinas, Ralph Goncalves, así como el ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo.

Con cortos discursos participaron a su vez los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Ecuador, Ricardo Patiño, quienes llamaron también a la solidaridad con Chávez y con el pueblo venezolano.

El presidente de Uruguay, José Mujica, quien dijo a Maduro que prefería no hablar, aceptó finalmente saludar “a un hombre que lucha por la vida y no está, y si llegara a faltar, les digo: unidad, paz y trabajo”.

La oposición, si bien acató formalmente la sentencia del TSJ, llamó a manifestarse el 23 de enero “en defensa de la Constitución y la democracia”. La fecha evoca el 23 de enero de 1958, cuando una insurrección cívico-militar derrocó a la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez (1948-58).

Decenas de miles de seguidores de Hugo Chávez juraron a mano alzada su “lealtad” al gobernante venezolano, a la Constitución y al socialismo.

"“¡Juro por la Constitución bolivariana que defenderé la presidencia del comandante Chávez en la calle, con la razón, con la verdad y con la fuerza y la inteligencia de un pueblo que se ha liberado del yugo de la burguesía!”", exclamó al unísono la multitud, repitiendo las palabras que primero habían sido dichas por Maduro , en una adaptación popular de la toma de juramento que debía realizar el presidente Chávez ante la Asamblea Nacional.

"“Juro frente a esta Constitución de la República de Venezuela absoluta lealtad a los valores de la patria, absoluta lealtad al liderazgo del comandante Chávez"”, añadió Maduro, que también se puso la mano en el corazón.

"“Comandante recupérese, que este pueblo ha jurado y va a cumplir lealtad absoluta, así lo juramos, ¡que viva Chávez!”", concluyó la promesa colectiva.

El 11 de diciembre, Chávez, 58 años, se sometió en Cuba a su cuarta cirugía contra el cáncer y su estado es “estacionario”, según el gobierno venezolano.

— HUMBERTO MÁRQUEZ Y AGENCIAS