19 de abril de 2013 / 01:44 p.m.

El presidente electo venezolano Nicolás Maduro prestará juramento el viernes en el cargo bajo la sombra del que considera su padre, el fallecido mandatario Hugo Chávez, y de una auditoría de votos pendiente reclamada por la oposición.

La ceremonia de juramentación de Maduro ante la Asamblea Nacional está prevista para las 11 de la mañana (15:30 GMT).

El nuevo mandatario, un ex conductor de autobús de 50 años de edad, llega a la juramentación con el respaldo de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en el bolsillo. El viernes por la madrugada, los jefes de Estado de Unasur reunidos en Lima emitieron una declaración conjunta en la que saludaron "al presidente Nicolás Maduro por los resultados de los comicios y su elección como presidente".

La breve declaración de cinco puntos también incluyó un llamado a las partes "a respetar los resultados oficiales de la elección presidencial emanados del Consejo Nacional Electoral (CNE)".

En la reunión en Lima, que sirvió como una presentación oficial de Maduro ante sus colegas de la región como nuevo mandatario venezolano, también se saludó la decisión del CNE, anunciada el jueves por la noche en Caracas, de hacer una auditoría a las mesas de votación no revisadas después de los comicios presidenciales del 14 de marzo.

A pesar de que no será un recuento sobre 100% de las mesas y las cajas con los votos, el opositor Henrique Capriles dijo que algunos de los problemas que han detectado están precisamente sobre esas cajas no auditadas, y por tanto por el momento se dan por satisfechos con el anuncio del CNE.

El Consejo ha dicho que la próxima semana anunciará el día en que comenzará ese proceso de revisión de 46% de las cajas que no fueron auditadas el domingo pasado. Por la ley venezolana, tras culminar una jornada electoral de inmediato se audita 54% de las cajas y mesas electorales en presencia de los representantes de los partidos y los testigos de las mesas de votación y electores.

Pero Capriles, que desconoce la victoria de Maduro, ha dicho que como el margen del triunfo fue tan pequeño —unos 260 mil votos— se requiere la revisión de cada uno de los sufragios, así como la revisión de las actas y los cuadernos de votación. Capriles dice que sus partidarios en las mesas le han dicho que fue él quien ganó la presidencia.

La revisión anunciada por el CNE tomará al menos 30 días, según ha dicho la presidenta del Consejo, Tibisay Lucena.

En caso que esa revisión dé el triunfo a Capriles, el mandato de Maduro quedaría revocado y no podría completar el período de seis años.

Maduro, quien fue canciller y vicepresidente de Chávez, ha convocado a sus simpatizantes a "inundar" las calles del centro de Caracas para acompañarlo en su juramentación en un día de feriado nacional: el 19 de abril se conmemora en Venezuela el inicio en 1810 de la lucha por la independencia del imperio español.

Temprano las calles de la capital lucían desoladas, pero ya en algunos sectores se veían varios autobuses y pequeñas concentraciones de seguidores del gobierno que vestían sus tradicionales camisetas rojas, el color que identifica al "chavismo".

Luego de la muerte de Chávez, que falleció 5 de marzo tras luchar contra el cáncer casi dos años, las autoridades electorales debieron convocar de inmediato a nuevas elecciones. En octubre ya Venezuela había reelegido a Chávez, quien consiguió más de un millón de votos de diferencia sobre Capriles, que entonces admitió de inmediato la derrota.

AP