MANUEL JUAN SOMOZA
28 de abril de 2013 / 04:32 p.m.

La Habana • En el primer viaje al exterior tras su discutida elección presidencial, Nicolás Maduro y su par cubano Raúl Castro ampliaron ayer en La Habana la millonaria cooperación que desde hace 12 años se desarrolla entre Venezuela y el país caribeño, calificada de "estratégica" por ambas partes y criticada por los antichavistas y la oposición en la isla.

Como parte de la visita, Maduro se reunió además "durante cinco horas" , según dijo, con el líder cubano Fidel Castro y visitó con éste a algunos de los 50 mil venezolanos que reciben en la isla asistencia médica gratuita, como parte de los programas de cooperación entre las dos partes.

Asimismo, ambos recordaron al extinto presidente Hugo Chávez, dijo el mandatario venezolano, quien no puntualizó si Raúl Castro participó en ese intercambio.

La televisión transmitió imágenes de Maduro y Fidel —quien vestía chaqueta deportiva blanca y un sombrero típico de los campesinos cubanos— mientras visitaban a los venezolanos en un hospital especializado al oeste de la capital cubana y próximo a la residencia del ex presidente cubano.

Al margen de su intercambio con Fidel, Maduro fue recibido por Raúl Castro con todos los honores de jefe de Estado y varias horas después de lo previsto, participó en la firma de los nuevos acuerdos, junto con otros altos mandos del gobierno venezolano, entre ellos el presidente del consorcio petrolero estatal PDVSA, Rafael Ramírez, y el canciller Elías Jaua.

"La causa de la independencia y la unión con Cuba y toda América Latina viene desde la época de los próceres José Martí y Simón Bolívar", dijo Maduro en una breve declaración a la prensa.

La alianza entre los dos gobiernos abarca 47 programas de desarrollo por un valor de mil 600 millones de dólares y los convenios firmados ayer, por un monto total aún no informado a la prensa, engloban las áreas agroalimentaria, de educación y salud pública, infraestructura, informática y comunicaciones.

"Maduro fue (a Cuba) a recibir instrucciones de su jefe", consideró ayer el líder antichavista Henrique Capriles, en tanto el viernes, hablando en la sede del Congreso de Estados Unidos en Washington, Berta Soler, vocera del grupo opositor cubano Damas de Blanco, pidió a Caracas que deje de "regalarle petróleo" a Cuba para que "se asfixie" el gobierno de la isla.

Por iniciativa del extinto presidente Hugo Chávez, Venezuela suministra a Cuba, con facilidades de pago, casi la mitad del petróleo que consume, y en 2011 vendió el 42 por ciento del total de las importaciones cubanas.

El país caribeño retribuye con el trabajo de unos 40 mil especialistas, la mayoría médicos, que prestan servicios en el país suramericano.

Los programas bilaterales incluyen la atención médica en la isla a venezolanos de bajos ingresos que no pagan un céntimo por esos servicios. Otros 676 mil se han beneficiado con cirugías oftalmológicas practicadas en los dos países, también de forma gratuita.