25 de enero de 2013 / 02:22 a.m.

 

 

 

Tegucigalpa • Miles de maestros y activistas del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) rechazaron hoy una nueva ley sobre regiones especiales de desarrollo, más conocidas como ciudades modelo, que el Parlamento aprobó el miércoles.

"Rechazamos la ley de régimen de empleo y desarrollo que trae de nuevo al escenario las conocidas ciudades modelo, impuestas como parte de un plan avieso para desarticular la nación", informó el FNRP en un comunicado leído por la candidata presidencial del partido Libertad y Refundación (Libre), la ex primera dama Xiomara Castro.

Castro es la esposa del ex presidente Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009. Una iniciativa sobre ciudades modelo, aprobada en enero de 2011 por el Parlamento hondureño, fue declarada inconstitucional en octubre de 2012 por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

"Exigimos al bipartidismo que dé marcha atrás con esa monstruosidad jurídica y apátrida, y de eso ya les hacemos responsables de las consecuencias de su actitud irresponsable y corrupta", añade el comunicado leído por Castro frente al Parlamento hondureño en el centro de Tegucigalpa.

Zelaya, por su parte, dijo que los diputados que aprobaron el proyecto de ciudades modelo -para atraer inversiones y generar miles de empleos, según el presidente del Parlamento-, quieren vender el país en pedazos. Agregó que el actual Gobierno, que preside Porfirio Lobo, ha encarecido los precios de los productos y servicios, en perjuicio de los pobres, que son la mayoría en el país.

Tras un recorrido por varias calles de la ciudad, los manifestantes, encabezados por Zelaya y su esposa, llegaron frente al Parlamento, donde mañana se instala el cuarto y último período de sesiones del legislativo hondureño.

Según Libre, cuyo coordinador es Zelaya, con la reciente aprobación de algunas leyes por parte del Parlamento, se afecta a sectores sociales como los maestros, trabajadores y campesinos, y se irrespeta "el principio de soberanía popular ahora violentada y suplantada por el Congreso y los diputados".

La resistencia popular también acusó al titular del Parlamento, Juan Hernández, y al candidato presidencial del Partido Liberal, Mauricio Villeda, de haber aprobado en el legislativo "una serie de leyes dirigidas a profundizar el modelo de explotación neoliberal y liquidar toda posibilidad de independencia del Estado de Honduras".

Hernández también es candidato presidencial por el gobernante Partido Nacional para las elecciones generales del 30 de noviembre próximo.

Libre también condenó "la violencia y el desastre económico en que se encuentra sumida" Honduras, "el alto costo de la vida y la manipulación de cifras del presupuesto (de la nación) aprobado por el Congreso de diputados que junto al Fondo Monetario Internacional" le "impone la devaluación de la moneda" al país centroamericano.

Otra protesta similar se celebró hoy en San Pedro Sula, norte del país, según informaron los coordinadores de Libre. En Tegucigalpa los manifestantes quemaron neumáticos y pintaron consignas en edificios públicos y privados.

 EFE