DPA
26 de junio de 2013 / 08:10 p.m.

 

Johannesburgo • Nelson Mandela, que se encuentra hospitalizado en estado crítico, recibe respiración asistida y cada tres horas debe ser sometido a diálisis por un fallo renal, informaron hoy a dpa los familiares del líder sudafricano, de 94 años, desde Qunu, la localidad natal del ex presidente.

Los médicos le pidieron a la familia que tome una decisión sobre la posibilidad de desconectarlo de los aparatos que lo mantienen con vida, indicó el diario "The Citizen" en base a declaraciones de familiares, que hablaron desde el anonimato.

La posibilidad de que el premio Nobel de la Paz pueda morir en breve empañó los preparativos para la visita a Sudáfrica del presidente estadunidense Barack Obama, que llegará el viernes a Johannesburgo.

Los diplomáticos estadunidenses temen que el programa de la visita de tres días de Obama, minuciosamente planeado, sea muy poco realista ante la posible defunción de Mandela, dijeron fuentes diplomáticas a dpa.

Según indicaron las fuentes, si Mandela fallece el viernes por la mañana podría incluso considerarse la posibilidad de cancelar la visita de Obama a Sudáfrica, que estaría en medio del luto nacional. El mandatario estadunidense viajaría en ese caso a Sudáfrica para los funerales de Mandela, probablemente cinco o seis días despues de su muerte.

La oficina presidencial sudafricana describió hoy nuevamente al estado de Mandela como "crítico". El premio Nobel de la Paz lleva 19 días hospitalizado, tres de ellos en estado crítico, por una infección pulmonar recurrente.

El muro externo del hospital donde se encuentra ingresado se ha convertido en un colorido mural de balones, ramos de flores y numerosas tarjetas pintadas a mano con buenos deseos para el líder sudafricano.

Amigos, familiares y líderes religiosos visitaron el martes al héroe de la lucha contra el Apartheid, mientras que numerosas personas se reunieron fuera del hospital en Pretoria a última hora de la noche, encendieron velas y dejaron nuevos mensajes y más flores para Madiba, el nombre con el que cariñosamente se dirigen al ex mandatario de 94 años.

La prensa local indica que una delegación de ancianos de Qunu, la aldea natal de Mandela, se trasladará a Pretoria para visitar a Mandela en el hospital.