23 de octubre de 2013 / 03:03 p.m.

Bangkok.- Los manifestantes se concentraron en el parque de la Libertad, donde han celebrado la mayoría de sus demostraciones en los últimos meses.

Desde allí salieron hacia la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU para presentar una petición escrita, apoyada por 2,3 millones de firmas, según afirman, que solicita al organismo que presione al Gobierno para que investigue el supuesto fraude electoral.

El presidente del opositor Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC), Sam Rainsy, encabezó la marcha que duró unos 45 minutos, según el medio "Cambodia Daily".

La protesta, que inicialmente había sido prohibido por los responsables municipales, se repetirá el jueves y el viernes hacia varias embajadas, entre ellas las de Estados Unidos, China, Francia y el Reino Unido.

Las autoridades desplegaron agentes antidisturbios por la ciudad, menos visibles en la plaza de la Libertad y más numerosos en áreas estratégicas de la urbe, como el monumento a la Independencia.

El mes pasado, la protesta de tres días que organizó la oposición en Phnom Penh desembocó en enfrentamientos con la Policía y la muerte de un manifestante.

El Partido para el Rescate Nacional de Camboya, que mantiene el boicot a la nueva Asamblea Nacional, defendió el carácter pacífico de esta convocatoria.

"Garantizamos que nuestra organización ha tomado medidas para evitar que brote la violencia", dijo Sam Rainsy en rueda de prensa por la mañana..

"Si hay violencia, no será por nosotros. Vendrá de elementos que quieren provocar", añadió el líder opositor, y se ofreció a colaborar con las autoridades para garantizar la seguridad.

Por su parte, los cuerpos de seguridad también indicaron que actuarían con mayor flexibilidad que en septiembre.

"Hemos aprendido de los cortes que hicimos en las manifestaciones anteriores, en esta ocasión no seremos tan rigurosos y no crearemos situaciones que enfurezcan a la población", afirmó el portavoz de la Policía Militar Nacional, Kheng Tito, según el rotativo "Phnom Penh Post".

El Comité Electoral Nacional de Camboya dio la victoria con 68 de los 123 diputados del Parlamento al gobernante Partido del Pueblo de Camboya (PPC), del primer ministro Hun Sen, y otorgó los restantes 55 escaños al Partido para el Rescate Nacional de Camboya.

La formación de Sam Rainsy rechaza el resultado y mantiene que ganó los comicios al obtener 63 parlamentarios, según sus datos.

Hun Sen es primer ministro de Camboya desde 1985.

EFE