21 de abril de 2013 / 07:36 p.m.

Beirut • Miles de personas se manifestaron hoy en la ciudad libanesa de Trípoli, escenario a menudo de combates entre simpatizantes y detractores del régimen sirio de Bachar el Asad, para llamar a la coexistencia, la moderación y la paz.

Los manifestantes, entre ellos representantes de la sociedad civil y responsables políticos, recorrieron las principales calles de Trípoli hasta llegar a la plaza Abu Ali, blanco durante los disturbios de la acción de francotiradores.

"Todo el Líbano camina a Trípoli por la paz civil", "queremos vivir en paz, basta de inseguridad", "somos todos libaneses, suníes, chiíes, cristianos y alauíes", fueron algunos de los lemas coreados y presentes en las pancartas, según las imágenes difundidas por las televisiones libanesas.

Al comienzo de la marcha, se hizo un juramento: "Condenamos los combates entre los libaneses y pedimos a Dios que salve nuestro ciudad y nuestra nación de las masacres y peligros".

Efectivos del ejército y de la policía escoltaron a los manifestantes, que al final plantaron un árbol de olivo en signo de paz en la plaza de Abu Ali.

En el comunicado leído en esta plaza, se rechazó las guerras civiles e implicar a los libaneses en conflictos ajenos, en alusión al sirio.

Desde que comenzó la guerra en Siria, en marzo de 2011, se han producido numerosos enfrentamientos entre los vecinos de los barrios de Bab el Tebaneh, de mayoría suní, y Yabal Mohsen, de predominio alauí, confesión a la que pertenece la familia Al Asad.

Estos disturbios han causado cientos de víctimas y en ocasiones se han extendido a otras zonas del Líbano, cuya seguridad y estabilidad interna se ha visto muy afectada por los que ocurre en el país vecino.

EFE