28 de febrero de 2013 / 05:05 p.m.

El soldado Bradley Manning se declaró hoy culpable de filtrar documentos clasificados a una tercera parte no autorizada, pero no de ayuda al enemigo, la acusación más grave a la que se enfrenta.

El acusado de la mayor filtración de documentos secretos de la historia estadunidense a WikiLeaks reconoció a través de su abogado civil, David Cooombs, haber poseído y transmitido a personas no autorizadas información clasificada.

La juez militar Denise Lind explicó posteriormente que eso implica haber "revelado sin autorización información a una persona no autorizada a recibirla".

Esta declaración de culpabilidad, cuyas consecuencias Manning dijo entender a pregunta de la jueza Lind, le acarrearían la pena mínima vinculada a esos cargos, los de menor gravedad de los 22 de que le acusa el Gobierno estadunidense, que supondría, probablemente, 2 años de cárcel por cada cargo.

De ser encontrado culpable de los más graves, podría enfrentar una pena de cadena perpetua.

Manning respondió sucintamente a las preguntas de la jueza, quien recordó al soldado de 25 años que con esta declaración admite haber accedido y utilizado de manera inadecuada videos secretos, memorandos y registros de las operaciones en Irak, Afganistán y del Comando Sur.

Lind subrayó que la acusación deberá probar durante el juicio, que se espera comience en junio, que la información manejada por Manning afecta a la "defensa nacional" y que el soldado se excedió en su autoridad cuando era analista de inteligencia en Irak.

Manning se declaró no culpable de "ayuda al enemigo", el cargo más grave al que se enfrenta, y de haber colocado directamente la información clasificada en Internet.

La declaración de culpabilidad de hoy no evita que la Fiscalía intente que Manning sea declarado culpable de todos los 22 cargos de que se le acusa, ya que no se ha realizado de mutuo acuerdo entre acusación y defensa.

EFE