7 de febrero de 2013 / 02:31 a.m.

El senador por Florida y estrella ascendente de los republicanos responderá en inglés y español al discurso que pronunciará el presidente estadunidense el próximo martes en el Congreso.

Washington DC -Baltimore • El senador republicano por Florida, Marco Rubio, estrella ascendente de los conservadores, ha sido seleccionado por su partido para responder, en inglés y español, al discurso que el presidente Barack Obama pronunciará ante el Congreso de EU el próximo martes sobre el Estado de la Unión.

En un comunicado, la oficina de Rubio informó que el senador fue seleccionado por los principales líderes republicanos en ambas cámaras del Congreso, John Boehner en la Cámara de Representantes, y Mitch McConnell, en el Senado.

Según su oficina, Rubio es una "opción natural" para ofrecer esa importante réplica porque, desde que llegó al Senado hace tres años, "ha sido un defensor de la creciente clase media estadunidense a través de políticas de Gobierno limitado y libre empresa".

La misión de Rubio en ese discurso, que pronunciará en inglés y en español y será televisado en horas de máxima audiencia, será explicar la visión republicana para ayudar al país a superar diversos retos económicos, reveló el comunicado.

En la misma nota, Boehner, presidente de la Cámara baja, dijo que Rubio "es uno de los líderes más dinámicos e inspiradores de nuestro partido" y ha abanderado las causas de la "libertad, la oportunidad y la prosperidad".

Como hijo de inmigrantes (cubanos), "la historia de su familia es un testamento a la promesa y grandeza de Estados Unidos", agregó Boehner, al asegurar que el discurso de Rubio hablará "desde el corazón a las esperanzas y sueños de la clase media".

Por su parte, McConnell, líder de la minoría republicana en el Senado, dijo en la nota que Rubio "encarna el optimismo" de "la visión republicana para Estados Unidos", y el discurso ofrecerá una clara alternativa a la visión de Obama "de un gobierno cada vez más grande y mayores impuestos" para financiarlo.

El año pasado, el líder republicano encargado de responder a Obama fue el entonces gobernador de Indiana, Mitch Daniels, quien aseguró que la presidencia de Obama se había caracterizado por sus esfuerzos para crear divisiones y dar trato preferencial a ciertos estadunidenses, en detrimento de otros. El discurso sobre el Estado de la Unión es una tradición que data de 1790.

El discurso de Obama del 24 de enero de 2012, al inicio de un año electoral, se centró en los temas de la justicia económica -al insistir en una prórroga de los recortes tributarios para la clase media-, la disciplina fiscal y las mejoras en la gobernabilidad. También lanzó la advertencia de que, ante la inacción del Congreso en algunas de sus prioridades, él recurriría a la figura de las órdenes ejecutivas para impulsarlas.

En esta ocasión, se prevé que Obama aproveche el discurso sobre el Estado de la Unión, el primero de su segundo mandato, para delinear sus prioridades legislativas, incluyendo el control de las armas de fuego, la reforma migratoria y la reducción del déficit público.

EFE