ALEJANDRO DOMÍNGUEZ
10 de agosto de 2013 / 06:33 p.m.

Ciudad de México • Despertar con antojo de un churro de mota. Salir a la calle. Entrar a un establecimiento. Comprar mariguana. Encender el cigarrillo de mota y disfrutar de sus efectos no es tan fácil como suena. Ni siquiera en donde es legal, ni donde está despenalizada su posesión.

De acuerdo con Jorge Hernández Tinajero, presidente del Colectivo por una política integral de drogas (Cupihd), las discusiones sobre la mariguana no se centrarán en lograr que la gente la pueda consumir libremente, sino encontrar soluciones para que no se persiga a los usuarios, se compre en establecimientos regulados y se consuma en lugares determinados, como algunos países ya lo han aprobado.

"Si podemos comparar la forma en que tratamos el asunto en Latinoamérica o en México en relación a cómo lo hace Europa -donde jamás se ha perseguido al usuario- podemos encontrar que bajo el mismo sistema internacional de control de drogas hay distintos enfoques para tratar con el asunto".

En entrevista con Milenio.com, Hernández Tinajero explicó que "los países han ido adaptando distintos mecanismos regulatorios, dependiendo de sus circunstancias culturales y de acuerdo con su sistema legal".

Hay países donde el uso personal de mariguana se ha despenalizado y se puede poseer en pequeñas cantidades (aproximadamente 5 gramos) y sólo puede consumirse en lugares privados. Esto lo permiten Argentina, Uruguay, Chile, Alemania, España, Bélgica, Macedonia y México. Perú también lo permite pero amplía la posesión personal hasta 8 gramos. Colombia y Venezuela son más laxos, pues permiten poseer hasta 20 gramos (unos 4 churros de mariguana) para consumo personal. En Portugal además de permitir portar mariguana, las personas pueden traer cocaína, heroína y metanfetaminas para uso personal. En ninguno de estos países se permite su venta, su compra ni su producción.

El caso de Estados Unidos

Dieciocho estados de la Unión Americana y la capital (Washington DC) han aprobado leyes permitiendo el uso de mariguana como tratamiento médico. Muchos de estos estados están desarrollando programas para regular el uso de mariguana medicinal en pacientes previamente aprobados por médicos capacitados, así como la cultivación, venta y posesión de mariguana.

En 2012, por voto popular, Colorado y Washington aprobaron leyes para legalizar la venta y uso recreativo de la mariguana para adultos mayores de 21 años.

A pesar de los avances a nivel estatal, en términos federales la producción, venta y posesión siguen siendo un delito.

Debido a que las leyes de uso de mariguana pasaron en cada estado por separado, las condiciones son distintas, por ejemplo, Nevada permite poseer 28 gramos, mientras que Oregon 24.

Cada estado tiene sus propios requisitos para dar permiso a usuarios a que la consuman, como Nuevo México que sólo lo permite para pacientes con enfermedades serias como el Cáncer o el SIDA; mientras que California tiene una lista extensa de padecimientos desde migrañas hasta dolor severo o crónico para aprobar su uso medicinal.

 

El caso de Holanda

Holanda es el único país de la Unión Europea donde es legal la venta, compra y consumo de mariguana y sus derivados en locales con licencia llamados coffee shops. Esta legislación generó el llamado "turismo de la droga" el cual desde 2012 empezó a combatir el gobierno holandés, sobre todo en municipios del sur del país como detalló a Milenio.com el presidente del Colectivo por una política integral de drogas, Jorge Hernández Tinajero.

"El problema es en las pequeñas localidades fronterizas en donde población de Bélgica y de Alemania cruzan y se quedan la noche bebiendo cerveza y fumando mariguana y eso causa un disturbio social. Lo que permitieron los holandeses fue dejar decidir a cada municipio qué es lo que era mejor, y lo que pasa es que los pueblos fronterizos están restringiendo a los extranjeros pero eso no sucede en el resto de Holanda".

Ahora los coffee shops de las ciudades fronterizas en Holanda se han convertido en clubes privados con un máximo de 2 mil socios que deben demostrar que son residentes legales para poder comprar y consumir mariguana.

 

El caso de Uruguay

Uruguay podría convertirse en el primer país en el mundo en que el Estado asuma el control total de la producción y venta de mariguana. Sólo falta que el Senado uruguayo lo apruebe, pues los diputados ya dieron su aval. La iniciativa contempla que la mariguana sea producida por empresas o por clubes debidamente registrados.

Las empresas podrán obtener la licencia para cultivar en territorio previamente seleccionado (de 20 a 40 hectáreas de las 17 millones de hectáreas cultivables de Uruguay). Las compañías podrán producir hasta 22 toneladas al año, mientras que los consumidores registrados podrán comprar 40 gramos al mes. Hasta ahora sólo la posesión para uso personal está permitida.

 

Otros casos

En Costa Rica su consumo, producción, venta y compra son ilegales, pero su uso es tolerado por las autoridades, siempre que no se realice en lugares públicos.

En Italia las autoridades hacen un registro, incautan el producto y hacen una advertencia a quien detectan con más de un gramo de mariguana, pues confían que así la persona advertida no reincidirá.

Cifras oficiales de consumo

De acuerdo con el World Drug Report 2013, elaborado por la oficina para las Drogas y el Crimen de la Organización de las Naciones Unidas, el consumo de mariguana a nivel mundial no se ha detenido, por el contrario, sigue creciendo en el oriente y centro de África, en Oceanía (Australia y Nueva Zelanda) y algunas zonas de Europa. Mientras que el consumo es estable o comienza a descender en América del Norte y en la mayor parte del territorio europeo. El mismo reporte, detalló en 2012 que existían en entre 119 y 224 millones de consumidores de cannabis en todo el mundo.

La Encuesta Nacional de Adicciones 2011 reveló que en la Ciudad de México son 85 mil las personas las que consumen alguna droga ilícita, de los cuales el 85% consume mariguana.