agencia méxico
29 de noviembre de 2017 / 10:15 a.m.

ESPECIAL.- Julián Gil reveló en entrevista para el programa Ventaneando que está en manos de sus abogados la decisión de demandar a Marjorie de Sousa por delitos como espionaje y alienación parental.

“Lo que si te puedo decir es que la alienación parental es un delito, si es un delito penal. En cuanto a si se va a demandar o no ya es una cuestión de mis abogados, está en manos de ellos”, dijo el actor.

Al ser cuestionado por la separación que están atravesando Geraldine Bazán y Gabriel Soto luego de que diversos rumores señalen a este último como el padre del hijo de Marjorie de Sousa, Gil no quiso abordar el tema.

“De eso no te puedo decir nada la verdad, que yo tengo demasiados problemas con los que tengo y eso ya tendrías que hablarlo con ellos”, expresó.

Debido a que Julián y Geraldine trabajan en el mismo proyecto de Televisa, el argentino contó sobre la cercanía que ha tenido con la actriz.

“No nos hemos topado, solamente en una lectura, en unas pruebas, (…) Aunque estemos en la misma novela no nos toca grabar juntos. Estamos como en mundos paralelos, pero en su momento sí, obviamente que vamos a vernos cuando tengamos reuniones de elenco, pues el tradicional primer capítulo y eso, pero no hemos coincidido mucho”, mencionó.

Posteriormente, Julián Gil admitió que a pesar de haber obtenido una reducción en la pensión que da para su hijo Matías Gregorio, no está del todo contento con este tema.

“Inconsistencia desde el día uno. La semana pasada que dijo al juez que ganaba 50 mil pesos mexicanos. El viernes salió un oficio diciendo: ‘ay no, me equivoqué, yo no sabía cuánto ganaba’”, expresó.

“Los primeros tres meses se pagaron 100 mil pesos mexicanos, y ahora la pensión está entre 50 y 60 mil pesos mexicanos, obviamente hubo una reducción, que fue una decisión del juez al 10% de mi sueldo. Es que el dinero en mi caso nunca ha sido un problema. Claro fue un problema cuando me vinieron a pedir los 200 y pico de mil pesos, para recibir un cheque todos los meses si soy papá, pero no soy papá para poder estar con él ni poder compartir con él", comentó

Disfrutármelo como padre, y que él me pueda disfrutar a mi como hijo, el daño es irreparable, el tiempo que se pierde no se repone nunca. El dinero que se está dando, que son entre 50 y 60 aproximados mensuales sobra y basta para Matías, obviamente lo que hace ella con el dinero que le sobra, porque obviamente no se gasta 50 mil mensuales en el niño, pues ya ella va a tener que demostrarlo en su momento”, agregó.

Finalmente, el histrión explicó que por ahora lo que espera es la fecha para que la prueba de ADN se le realice a Matías.

“El próximo paso es esperar que él a través de ciencias forenses asigne una fecha y se pueda hacer y esperar que de alguna manera la señora apele a la decisión del juez, pues como han visto también es recurrente las apelaciones en diferentes casos”, señaló.






jeem